A la región más grande de Alemania se la conoce como Baviera y en su interior alberga bosques, las altas cumbres de los Alpe y espacios naturales de increíble belleza, pero también ciudades y pueblos que parecen sacados de un cuento literalmente. Hoy vamos a mostrarte algunos de los lugares imperdibles de este estado alemán.

Qué ver en Baviera

Destruída en tan solo veinte minutos en 1945 durante un bombardeo, la ciudad de Wurzburg resurgió de sus cenizas llegando a convertirse en una de los grandes destinos que hay que ver en Baviera de manera indiscutible. Pasea por su centro histórico con varias iglesias y con la Fortaleza de Marienberg dominando altiva la ciudad, desde lo alto de una colina. Podrás acceder a ella pasando por un puente de piedra realmente bello.

Incluye la pequeña ciudad de Bamberg en tu itinerario por Baviera aunque solo sea por visitar su Viejo Ayuntamiento y las centenarias viviendas levantadas en madera. No te marches sin probar su bebida más popular en algunas de sus muchas cervecerías. De hecho Bamberg es conocida como la ciudad de la cerveza en Baviera. Entra en su catedral románica e intenta buscar la estatua del Jinete de Bamber y el sarcófago de Enrique II y su esposa.

Núremberg es otra de las ciudades que tienes que visitar durante tu estancia en Baviera para no perderte ninguna de sus tres iglesias más importantes como son la de San Sebaldo, la de San Lorenzo y la de Nuestra Señora. Pero sobre todo hay que visitar su Castillo y las salas en las que tuvieron lugar las sesiones del juicio que sentó en el banquillo a algunos de los más responsables más importantes del horror nazi.

Ratisbona es una ciudad de Baviera que forma parte del Patrimonio de la Humanidad en la que sobresale la Ciudad Vieja con su entramado gótico, conservado exactamente de la misma manera que cuando se levantó hace más de quinientos años. Palacios, iglesias, torres medievales y muchos rincones con encanto, es parte de lo que podrás descubrir durante una visita a este destino.

No te arrepentirás de acercarte hasta Nordlingen, una ciudad creada dentro del cráter que dejó un meteorito al caer en la Tierra hace quince millones de años, y que ha sido escenario de batallas legendarias durante la guerra de los Treinta Años.

Acércate hasta la ciudad de Pinocho, Rothemburg, no en vano fue este lugar el que inspiró la versión Disney de este cuento. Continua tu recorrido hasta Pottenstein, un pueblo entre acantilados de pintorescas casas con tejados de color rojo e inclinados, que se encuentra enclavado en un valle rodeado de impresionantes barrancos.

Pottenstein

Pottenstein

En el distrito de Bayreuth, exactamente en Baviera, Alemania, se …

Rothenburg

Rothenburg

En el distrito de Ansbach, en Baviera, Alemania, te encontrarás …

Nordlingen

Nordlingen

En español áurico se conoce como Norlinga, pero todos la …

Bamberg

Bamberg

En Alemania se esconde un bello lugar conocido como: Bamberg, …

Wurzburg

Wurzburg

En Baviera, Alemania, verás una hermosa ciudad conocida como Wurzburgo, …

Gastronomía de Baviera

Aunque es cierto que cada zona de Baviera cuenta con productos propios típicos, hay platos que son un denominador común dentro de la gastronomía de este destino. Así por ejemplo cuando llegues allí no olvides probar su popular asado con fideos o el semmelknodel, una bola de masa que se rellena con diferentes ingredientes.

Entre las especialidades de carne están las salchichas Weibwurst y los que prefieran pescado podrán saborear las riquísimas carpas del río Aisch o las truchas del Starnberger See. En cuestión de bebidas la cerveza siempre resulta perfecta para cualquier ocasión.

El vino es otra de las bebidas preferidas en Baviera, siendo el más popular el aromático Müller-Thurgau, así como el Riesling picante o el suave Silvaner. Si prefieres un vino tinto, el número uno sin duda es el Spätburgunder.