La capital de Baviera, Munich, es la tercera ciudad de Alemania más grande en cuestión de población así como una de las más atractivas para los viajeros. Además de sus famosas salchichas y de su riquísima cerveza, Munich ofrece infinidad de lugares dispuestos a ser descubiertos. Hoy te vamos a enseñar algunos de los imprescindibles.

Qué ver en Munich

Si hay un centro neurálgico de esta ciudad ese es Marienplatz, una plaza que además de encontrarse situada muy cerca de algunos de los lugares de máximo interés de Munich, cuenta con una columna espectacular con la patrona de Baviera, la Virgen María, que fue colocada en este lugar para celebrar la victoria en la Guerra de los Treinta Años contra los suecos y que recibe el nombre de Mariensäule.

El Nuevo Ayuntamiento es un edificio monumental de estilo neogótico que también se encuentra ubicado en esta plaza y que está decorado con numerosas gárgolas, pináculos y estatuas. En el mismo es posible contemplar una torre de casi 90 metros de altura hasta la que se puede subir y disfrutar de unas impresionantes vistas.

Cada día a las 11.00 horas y a las 12.00 horas oirás el popular carrillón de la ciudad y un desfile de 32 figuras conformadas en dos filas. La superior recrea un torneo celebrado en horno a la boda del Duque Guillermo y las inferiores se encargan de representar el “baile de los barrileros“.

La calle Kaufinger es la más comercial de Munich y por ella podrás pasear relajadamente mientras adquieres los productos más típicos de la ciudad. Además encontrarás numerosas cervecerías y restauranes en los que sentarse a reponer fuerzas mientras disfrutas de una buena cerveza alemana. Desde aquí llegarás rápidamente hasta Karlplatz, una de las plazas más importantes de la ciudad.

No dejes de visitar uno de los edificios católicos más importantes de la ciudad como es la iglesia de Nuestra Señora. Este templo levantado con ladrillos es uno de los más grandes de toda Europa y sobresale por sus torres gemelas que alcanzan casi los 100 metros de altura.

Y si quieres conocer otra de las mejores obras religiosas de Munich, acércate hasta la calle Neuhauser donde se encuentra la iglesia de San Miguel de estilo renacentista y que cuenta con la segunda bóveda más grande de todo el mundo después de la del Vaticano. En su interior se encuentran entrerrados los cuerpos de más de 40 monarcas entre los que destaca el de Luis II de Baviera.

Neuhauser

Calle Neuhauser

Para todos aquellos amantes de la compras, ir a Múnich …

Neuhauserstrasse

Neuhauserstrasse

Neuhauserstrasse es una agradable calle peatonal ubicada en el centro …

Karlplatz

Karlplatz

Karlsplatz es una plaza localizada en el centro de Múnich, …

Calle Kaufinger

Calle Kaufinger

La calle Kaufinger, Kaufingerstrasse, es una de las calles más …

Mariensäule

Mariensäule

La Mariensäule o Columna de María, se encuentra en el …

Mejor época para viajar a Munich

El clima continental de Munich junto a su cercanía a los Alpes, hacen que esta ciudad cuente con unos inviernos bastante fríos y unos veranos cálidos, aunque bien es cierto que las temperaturas pueden llegar a cambiar bruscamente en apenas una hora en cualquier época del año. En cualquier caso la mejor época para visitar Munich es la primavera ya que las temperaturas se mantienen más estables.

Compras por Munich

A pesar de que Munich no es demasiado conocido como un destino de compras, lo cierto es que ofrece una buena oferta comercial, especialmente en lo que se refiere a su artesanía donde sobresalen sus jarras de cerveza, sus artículos de peltre y los de porcelana.

Si quieres adquirir algo verdaderamente original, compra sus trajes tradicionales conocidos como dirndl para las mujeres y lederhosen para los hombres. En Neuhauserstrasse y en Kaufingerstrasse, dos de las calles comerciales más importantes de Munich, podrás encontrar todo esto y mucho más.