Karlsplatz es una plaza localizada en el centro de Múnich, Alemania. Fue construida en el siglo XVIII tras el derribo de la muralla medieval, de la cual aún se conserva la puerta Karlstor. Anteriormente se le conocía como Stachus debido a una taberna histórica que solía estar ubicada en este sitio, sin embargo la plaza fue renombrada oficialmente en 1797 como Karlsplatz por el duque de Bavaria Carlos Teodoro de Wittlesbach.

Coronada por una fuente de la época de 1970, Karlsplatz es una animada vía peatonal y un concurrido punto de encuentro para visitantes y locales. Es posible observar los edificios medievales ubicados entre los almacenes y centros comerciales modernos como el formidable estilo neobarroco del Palacio de Justicia. También se puede visitar la histórica Kaufhof, que fue la primera tienda departamental construida en Múnich después de la segunda guerra mundial.

La puerta medieval Karlstor está ubicada en la orilla central de la plaza. El primer registro de esta antigua puerta de la ciudad data de 1301, el diseño de la puerta consiste en tres portales con arco y torres simétricas. La gran fuente ubicada en el centro de la plaza crea una hermosa exhibición de neblina en los meses de verano y, durante el invierno, esta zona se convierte en una pista de patinaje sobre hielo al aire libre. Por último, la plaza está abierta todo el tiempo y se puede visitar sin costo, además al estar ubicada en el centro de la ciudad se puede llegar a ella en tranvía, metro o autobús.