El Río Elba es uno de los principales ríos de Europa Central, comienza su recorrido en la región Bohemia en la República Checa y sigue por una buena parte de Alemania, pasando por las ciudades de Dresde y Magdeburgo hasta llegar al mar del Norte, cerca de Hamburgo. En su largo recorrido, el Elba atraviesa diferentes geografías y crea espectaculares panoramas que se pueden visitar.

Uno de los mejores paisajes en el trayecto del río Elba es aquel en el que pasa a través de bajas colinas y naturaleza verde, por villas dedicadas al vino y por otras que tienen castillos impresionantes.

En este paseo de brezales abiertos es posible ver desde otro punto de vista las pintorescas villas que se encuentran a las orillas del río. Al llegar a la ciudad de Hamburgo, se puede admirar su desembocadura uniéndose con el Mar del Norte, desde donde zarpan cruceros y otras embarcaciones.

Pero no todo es naturaleza y paisajes de poblaciones pequeñas, este río también transcurre por ciudades de gran tamaño que ofrecen una amplia gama de actividades artísticas y culturales como las poblaciones de Wittemberg, Dessau y Wörlitz, que son reconocidas por haber sido declaradas como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.