Stuttgart es capital la Baden-Wurtemberg, uno de los estados federados de Alemania así como la sexta más poblada del país y también una de las  más encantadoras y avanzadas, tanto de país germano como de toda Europa. Stuttgart es, entre tantas cosas, cuna del surgimiento de la industria automovilística de Alemania y una de las ciudades más influyentes del mundo automotor, pero además es sede de grandes monumentos, hermosos paisajes naturales, universidades muy importantes y más.

Qué hacer en Stuttgart

Si no tienes idea de qué hacer en esta gran ciudad te proponemos comenzar con un paseo tranquilo por la calle Königstrasse, se trata de la calle peatonal que atraviesa el Casco histórico de Stuttgart además una gran parte de la arteria vial y comercial de la ciudad guiándote a  un recorrido por tiendas de las marcas más exclusivas del mundo que conviven en armonía con marcas regionales que tanto orgullo dan a los habitantes. La elegante y colorida calle Königstrasse también se conoce por “Calle del Rey”.

Justo en medio de la  gran calle Königstrasse y justo en el corazón de la ciudad se encuentra una emblemática plaza alemana que debes visitar, se trata de Schlossplatz o “Plaza del Castillo”, construida entre 1746 y 1807 esta gran plaza constituida por hermosas áreas verdes, estatuas muy estéticas y dos bellas fuentes de agua es uno de los tesoros del urbanismo de la ciudad, al extremo de la plaza puedes gozar de otra joya de la ciudad, el Castillo Nuevo, un palacio enorme de estilo barroco construido en 1746.

Si se trata de castillos el más popular de Stuttgart es sin dudas el Altes Schloss o “Castillo viejo”, se encuentra en el centro de la ciudad y su fundación data del siglo X, el imponente castillo es hoy en día la sede del importante Museo de Wurtemberg donde se puede conocer de cerca la historia, el arte y la cultura tanto de Stuttgart como de todo el estado federado de Wurtemberg. Al lado del castillo se encuentra un pequeño museo dedicado a un ciudadano que intentó matar al dictador Hitler en 1944, Claus S. G. von Stauffenberg.

Si te gustan los autos no puedes dejar pasar una visita al mítico Museo Mercedes-Benz donde revivirás más de 120 años de historia del automovilismo a través de una colección única de más de 160 de los mejores vehículos construidos por Mercedes –Benz. De la historia de Mercedes nos vamos al siguiente punto a conocer la evolución de Porsche una marca gigantesca del automovilismo y nacida en Stuttgart, en el Museo Porsche verás más de 80 de sus mejores, más rápidos y más lujosos vehículos de la historia.

Aunque hay aún muchas más cosas que ver en Stuttgart te recomendamos no marcharte sin visitar el Rosensteinpark un enorme jardín con un marcado estilo inglés al que algunos llaman “El Central Park de Stuttgart”, este gran espacio natural en medio de la ciudad podrás visitar el Jardín Botánico Wilhelma así como un agradable Zoológico ideal para salir un rato en familia, con amigos o en soledad a respirar un poco de aire puro y maravillar con la gran armonía de un paisaje que mezcla naturaleza con desarrollo urbano.

Gastronomía de Stuttgart

Stuttgart no solo es rica en historia y paisajes naturales, también tiene una marcada tradición gastronómica. Uno de los platos que representa a la ciudad es el Spätzle, es una tradicional pasta que se sirve al estilo alemán con salchichas cebollas, lentejas y cebollas fritas. Otro plato bastante común especialmente en tabernas y cervecerías es el Dampfnudeln, también es una pasta pero de levadura la cual es cocida al vapor y servida con una deliciosa compota de manzanas, sopa de patatas e hígado de ternera.