El país de los Pirineos como se conoce popularmente a Andorra, es un destino muy pequeño pero no por eso aburrido, ya que exprime cada uno de sus metros cuadrados a lo largo de todo el año, llenándose de nieve durante los inviernos o mostrando todo su verdor en los meses de verano. Hoy queremos contarte cuáles son los imprescindibles de Andorra. Toma nota.

Qué ver en Andorra

Lo primero que deberías hacer es perderte por la capital del país, Andorra la Vella, una ciudad divertida y bella sobre todo si te gustan las compras. Situada a más de 1000 metros sobre el nivel del mar, es la capital de Estado situada a mayor altitud de toda Europa.

Acércate hasta la iglesia de San Esteve del siglo XII situada junto a la plaza del Poble así como a uno de los iconos de este lugar, el puente de París o el de las bolas como se le conoce popularmente debido a las gigantes esferas que tiene en su parte superior.

Otra de las cosas que no debes de dejar de hacer en Andorra es disfrutar de sus magníficas pistas de esquí, siendo la más popular la de Grandvalira con sus más de doscientos kilómetros de pistas que la convierten en la estación de esquí más grande de la parte sur de Europa.

Si por el contrario te apetece jugar al golf, podrás practicar este deporte en Andorra en el campo de golf más alto de toda Europa, situado a más de dos mil metros de altitud. Hay que tener en cuenta que solamente está abierta desde julio a septiembre que es cuando el tiempo acompaña para poder disfrutar de esta práctica deportiva.

Justo al lado de la capital de Andorra se encuentra el municipio de Les Escaldes, cuyo nombre proviene de la presencia de la gran cantidad de fuentes termales que existen en la zona. De ahí que existan numerosos balnearios en este destino perfecto para relajarse, aunque si hay un lugar donde podrás hacerlo verdaderamente es en el centro termal más grande de toda Europa como es Caldea.

Haz una pequeña pero preciosa excursión hasta el valle de Madriu Perafita Claror, y disfruta de un paisaje que ha sido declarado por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad. Podrás ver especies de plantas y animales únicas, además de lagos impresionantes y típicas cabañas de pastores.

Sube hasta el punto más alto de Andorra, el Comapedrosa, eso sí si tienes experiencia en la montaña ya que su recorrido es exigente. Si no es así, lo mejor será que disfrutes del paisaje espectacular que ofrece la montaña más alta de este pequeño país.

Comapedrosa

Comapedrosa

También escrito como Coma Pedrosa, el Comapedrosa es el pico …

Les Escaldes

Les Escaldes

En catalán se conoce como Les Escaldes, pero en español …

Grandvalira

Grandvalira

Si te gusta el esquí, es preciso que conozcas Grandvalira, …

Plaza del Poble

Plaza del Poble

La imponente y gran Plaza del Poble está ubicada en el …

Gastronomía de Andorra

El aroma y los sabores de montaña son la base de la cocina andorrana en la que no faltan platos como la escudella, una receta de cuchara elaborada con carne de cerdo y verduras que tienes que probar obligatoriamente durante tu visita a Andorra.

Otro de los platos más tradicionales de este país es el trinchado, preparado a partir de tocino, ajos, patatas y col de invierno. Los canelones a la andorrana son una auténtica delicia, siendo una variante de la receta original en la que se mezcla carne de cerdo, de cordero y de gallina para rellenar la pasta.

En lo que se refiere a los postres, entre los más ricos destaca la coca masegada, una versión andorrana de la popular coca catalana, así como los orejones preparados con piel seca de melocotones hervidos con vino y azúcar. El Brosat, un queso fresco elaborado con leche cuajada, es otra de las delicias que se preparan de manera tradicional en este país.