São Paulo es una ciudad fascinante donde el caos convive con la armonía, la ciudad con la naturaleza y aunque nunca calla nos permite encontrar muchos lugares para relajarse en silencio.  Durante el siglo XX una oleada de migrantes del noreste se establecieron en la desconocida ciudad pero la mezcla cultural y la creciente población aceleró el desarrollo de la ciudad y la convirtió en una metrópolis de popularidad mundial que además es hoy la ciudad más poblada de Brasil y de Sudamérica.

Qué hacer en São Paulo

Si hiciéramos una lista de todos los atractivos de esta ciudad y las actividades que podemos realizar necesitaríamos escribir un libro, por suerte para ti aquí te traemos las principales propuestas para que disfrutes de São Paulo como Dios manda. Comienza por una caminata por la Avenida Paulista, una avenida de 3km que es un icono de la ciudad y donde se abre un abanico de posibilidades con tiendas, restaurantes, discotecas y más.

Probablemente el paseo por la gran Avenida Paulista te hará llegar hasta grandes obras arquitectónicas pero pocas tan impresionantes como la de Museo de Arte de São Paulo, casi en medio de la famosa avenida y a donde te invitamos a entrar para admirar tanto la genial estructura del museo como para contemplar algunas de las colecciones de arte más importantes de toda Latinoamérica.

Si tienes interés en las maravillas antiguas de la ciudad no puedes descartar una visita a la Catedral Metropolitana de São Paulo también llamada Catedral da Sé, Construida entre 1913 y 1967 y que entra en el Top 5 de los templos góticos más grandes del planeta, 800 toneladas de mármol cubren y adornan esta inmensa edificación con capacidad para más de 8000 personas.

Otro gran templo clásico que atrae la visita de ciento de personas cada día es el Monasterio de Sao Bento con más de 3 siglos de antigüedad, aunque por fuera parezca un poco falto de color al entrar te sentirás en un palacio por los muchos detalles decorativos de lujo, los majestuosos trabajos de talla y las pinturas que adornan el lugar que han sido elaboradas en un lapso de 70 años por los mejores artistas locales.

No puedes irte de São Paulo sin posar para unas buenas fotografías en uno de los lugares más fotografiado para Instagram, el popular Beco do Batman o “callejón de Batman” una espacio abierto ubicado en Vila Madalena que se ha convertido en un espacio al aire libre donde los artistas del grafiti plasman sus diseños y millones de personas se retratan cada año

Gastronomía de São Paulo

Para muchos expertos de la gastronomía la ciudad de São Paulo es considerada entre las ciudades culinarias más importantes del mundo. De hecho es una de las ciudades con más negocios  gastronómicos con cerca de 12.500 restaurantes y más de 15.000 bares donde se sirve lo mejor de la cocina internacional pero sin dejar de un lado los platos típicos de Brasil y de esta ciudad.

Entre los platos que no debes perderte mientras estás en la ciudad está la Virada Paulista, hecho a base de arroz que se sirve con carne empanizada y frita; huevo; frijoles; repollo y plátano fritos. Si quieres algo verdaderamente tradicional de São Paulo tienes que probar el Pernil Asado, se trata de una pierna de cerdo que se adoba y hornea por 4 horas y luego se sirve con yucas asadas y papas (saladas o dulces).

La diversidad cultural de la ciudad se hace evidente incluso en sus platos típicos, por ejemplo la Cuscuz a la paulista es una versión surgida en São Paulo de una comida árabe, este plato tradicional se prepara a base de sémola de trigo a la cual se le agregan tomates, huevos cocidos, aderezos de preferencia y carne o pollo según el gusto de cada comensal. Es un platillo que debes agregar a la lista de cosas por probar en esta ciudad.