La pequeña isla de Chipre es mucho más que playas y sol, es un lugar repleto de historia que ha sido codiciado a lo largo de los siglos por muchos imperios por su posición privilegiada en el mar Mediterráneo. Hoy vamos a descubrir cuáles son los lugares más interesantes de este destino maravilloso.

Qué ver en Chipre

Kourion es uno de los mejores sitios antiguos que ver en esta isla. Situado en un acantilado junto a la costa, ofrece unas vistas espectaculares del mar Mediterráneo y del campo. Este lugar mágico destaca por la Casa de Eustolios, que alberga una colección de mosaicos perfectamente conservados. Acércate hasta la zona de la basílica bizantina y contempla sus columnas caídas y los vestigios de sus suelos también de mosaicos.

Visita el Castillo de San Hilarión, unas de las ruinas más bellas del Mediterráneo y hogar de infinidad de mitos y leyendas locales. La más famosa cuenta que una reina de las hadas fue quien construyó esta edificación en este lugar.

En la zona sureste de la isla se encuentra un lugar lleno de paz y tranquilidad conocido como Larnaca. Visita su barrio turco y la Iglesia de San Lázaro si quieres conocer parte de la historia de este pequeño pueblo. Y para descubrir bandadas espectaculares de flamencos rosados, acércate hasta el lago de sal situado al oeste de este lugar, sobre todo en primavera.

Y si hay una región hermosa en Chipre esa es la Península de Karpas. Caminatas, pueblos pintorescos, abundantes lugares históricos y playas doradas, es lo que tiene para ofrecerte este lugar que sin duda no debes dejar de visitar. Acércate hasta los mosaicos de Agia Triada situados en el pueblo de Sipahi y después dirígete hasta Dipkarpaz con sus ruinas de la iglesia de Agios Filon.

Y para conocer uno de los lugares históricos más importantes de la isla de Chipre junto con Ancient Kourion, ve a Salamis Antiguo y pasea por sus caminos de tierra entre vestigios de distintos períodos de tiempo. En medio de las ruinas del Gymnasiun descubrirás gigantescas estatuas helenísticas.

A las afueras de Limassol se encuentra el castillo Kolossi, siendo el recordatorio para los europeos de la importancia que tuvo Chipre durante las Cruzadas de Tierra Santa, gracias a su perfecta ubicación con vistas a la costa.

Si te gusta practicar senderismo, acércate hasta Cabo Greco, un parque nacional bellísimo considerado como el punto más oriental del sur de la isla, que cuenta con una amplia variedad de senderos que empiezan al oeste de Agia Napa. En este zona encontrarás una gran cantidad de flora local entre la que destacan las orquídeas silvestres.

Gastronomía de Chipre

Grecia y Turquía son dos de los países que más han influido en la cocina de Chipre de ahí que uno de sus platos más populares sea el mezze, un plato muy común en la cuenta oriental del mar Mediterráneo. Se trata de unos aperitivos muy variados preparados con paté de huevas de pescado, con ensaladas, con hummos o con crema de garbanzos.

La moussaka, los pescados a la parrilla, el cordero cocinado con cebolla, la sopa de lentejas, la salsa tzantziki o que halloumi, un queso similar al feta, son otros de las recetas típicas de Chipre. En cuestión de bebidas no dejes de probar el kumandaria, un vino muy dulce, así como el café a la chipriota, muy parecido al turco.