En euskera, el Parlamento Vasco se conoce como: Eusko Legebiltzarra. Esta es la cámara que ejerce todo la potestad y el derecho legislativo, es decir, es el organismo que escoge al presidente del Gobierno Vasco, también controla la acción de dicho gobierno y aprueba los diversos presupuestos que establezca la comunidad del país.

Asimismo, representado a todos los ciudadanos vascos y tiene sede en Vitoria, específicamente.

Historia del Parlamento Vasco

En el estatuto del año 1936, se estipuló la creación de un Parlamento Vasco que se encargara de la dinámica de la Guerra Civil y del tiempo de vigencia del mismo, razón por la que su práctica fue imposibilitada.

El Parlamento Vasco finalmente nació luego de que el Estatuto autónomo del país vasco fue aprobado en 1979, año en el que se realizó la primera sesión que tuvo lugar en la casas de las juntas de la Guernica, símbolo de los fueros vascos que estuvieron con el gobierno.

Como parte de su historia, el gran Parlamento Vasco tuvo un emplazamiento en el Palacio de la Diputación, ubicado en Bilbao; su tercera sede fue provisional y estuvo en el edificio de Juntas en Vitoria, el cual se encuentra a pocos metros del viejo Instituto Ramiro, su sede definitiva desde el año 1982.

Este parlamento se compone por 75 parlamentarios que se encargan de representar a todos los ciudadanos que se esconden en los tres territorios historias que conforman la comunidad del país.

Actualmente, el pleno es presidido por una escultura de madera de roble, hecha por el escultor bermeano Nestor Basterretxea; esta evoca un árbol como parte del legado de la tradición vasca de legislar a todos los arboles de las anteiglesias del lugar.

Aunque es mucha la historia que guarda, el Parlamento Vasco es un recinto que ofrece visitas guiadas para los turistas y que merece la pena ser visitado, pues saldrás de allí con muchísimas cosas aprendidas.