En euskera, la Plaza de los Fueros se conoce como Foru Plaza; este lugar cuenta con una particular forma triangular que se ubica en el país vasco Álava, exactamente en la Vitoria de antaño.

La construcción de este lugar recreativo se inició en el año 1979, todo gracias al famoso arquitecto Luís Peña Ganchegui con la colaboración de Emilio Truchuelo, Luís Carlos Roda, Eduardo Chillida y Roberto Fernández. La Plaza de los fueros se limita por las siguientes calles: Postas, Independencia y Fueros.

La historia detrás de la Plaza de los Fueros

La famosa Plaza de los Fueros se encuentra ocupando el espacio en donde estaba la vieja Plaza de Abastos de Vitoria, esto era un edificio construido en 1899 con aires de modernismo; su clausura tuvo lugar en 1974 exactamente.

En el año 1876 se celebró una sesión extraordinaria gracias a la Diputación de Álava, esta tuvo lugar en la sala de juntas generales del lugar; se contó con todo el ayuntamiento vitoriano como visita.

En el encuentro se llegó a la conclusión de construir un monumento en honor a los fueros vitorianos. Fue entonces cuando la diputación encargó el proyecto a los arquitectos que construyeron el lugar: Luís Peña Chanchegui y Eduardo Chillida.

Desde los primeros tiempos, la Plaza de los Fueros ha tenido diversas opiniones encontradas entre los ciudadanos de Vitoria quienes se manifiestan en contra de la misma. La polarización es evidente.

En el 2010 se realizó una reforma hacia la plaza con más de 950 mil euros que venía del Plan E, exactamente de su 2da edición. entre otras cosas, se elevó una el nivel del suelo, se mejoró la iluminación y también se restauró el monumento a los fueros vitorianos vascos. No cabe duda de que este lugar mantiene la magia intacta de todos los tiempos.