Desde finales del año 2001, fecha en la que se inauguraron los Cubos de la Memoria, la obra del artista vasco Agustín Ibarrola se ha convertido en uno de los puntos de interés más significativos de Asturias. Situado en el puerto de Llanes, los Cubos de la Memoria, que anteriormente no eran más que cubos de hormigón han pasado a formar parte de la historia del municipio como uno de los lugares más recordados de todo visitante de Llanes.

Los cubos están decorados con impresionantes colores vivos y preciosos estampados que reflejan la memoria del artista, la memoria del arte y la memoria del territorio. Los Cubos de la Memoria están situadas en la escollera defensiva del puerto. Fueron pintadas a mano 477 caras sobre los 166 bloques de hormigón del puerto.

Es una parada obligatoria para todo amante del arte y de la fotografía ya que podrás capturar increíbles fotografías de toda la armonía de figuras, formas y colores que impregnan los Cubos de la Memoria. Uno de los lugares turísticos más originales de todo Asturias y que se está convirtiendo en un intercambio cultural Europeo.