La Playa del Sablón, que tiene forma de concha, es una de las playas más frecuentadas de Llanes. Es una playa pequeña en el mar Cantábrico que consta de unos 100 metros de longitud, pero es una de las preferidas por los turistas que se acercan a pasar unos días en Llanes.

La Playa del Sablón, de arena fina, forma parte de una cala que hará de tu visita algo inolvidable, rodeado de montaña y mar al mismo tiempo. Desde la Playa del Sablón puedes ver el mirador de San Pedro y el Paseo de San Pedro. Además, una vez hayas terminado de darte un buen chapuzón en la playa, no tendrás que ir muy lejos para tomar algo fresquito ya que desde la misma playa puedes acceder a la antigua muralla medieval y al casco histórico donde encontrarás restaurantes y bares donde poder hacer una parada post-playa.

La Playa del Sablón forma parte de la conocida Costa Verde Asturiana y gracias a su poblada vegetación está considerada paisaje protegido. La playa cuenta con numerosos servicios como duchas, oficina de turismo, establecimientos de comida y bebida, y alquiler de sombrillas.

Además, si te interesa el turismo medieval, debes saber que la Playa del Sablón se encuentra junto a los restos del castillo de Llanes.