El Arco de los cuchilleros también conocido como Arco de Fortunata y Jacinta, es uno de los arcos que permiten la entrada a la Plaza Mayor de Madrid. En su totalidad, hay 10 arcos y entre ellos, este es el más visitado gracias a su encanto, ya que en su interior es sencillo y en su exterior es majestuoso, majestuosidad que se puede apreciar al abrirse la plaza.

Su diseño y ejecución fueron encargados al arquitecto Juan Gómez de Mora en 1617 junto a la escalerilla de piedra que se extiende a lo largo del interior del arco, una calle de muy corta longitud y formada en su totalidad por escalinatas. Asimismo, dentro del arco y a un lado de las escaleras existe un Púlpito que forma parte indispensable en la historia de Madrid puesto a que se dice que desde allí, El Fraile Antonio motivó al pueblo y le contagió su coraje para sublevarse ante la ocupación napoleónica de 1808.

Una curiosidad es que debe su nombre a  que en la calle a la que tiene acceso, solía estar una famosa tienda de cuchilleros y espaderos. Otro dato curioso es que en la famosa obra “Fortunata y Jacinta” del escritor Pérez Galdós, el personaje de Fortunata vivía en la casa que permite el acceso al pulpito por esa razón muchas personas conocen este lugar como el Arco de Fortunata y Jacinta.

El Arco y la Plaza Mayor no son el único atractivo de este lugar, ya que en la misma calle se pueden encontrar bares y restaurantes de renombre que no debes dejar de visitar si estás de vacaciones en la ciudad.