Con una ubicación privilegiada y una excelente vista de la Gran Vía de Madrid, este cartel luminoso es parte imprescindible del “skyline” de la capital española. Este mítico cartel luce sobre lo que en la actualidad es el Hotel Vincci Capitol, también conocido como edificio Carrión, en la madrileña plaza del Callao.

Está formado por 104 neones de colores, se encuentra a 35 metros de altura, mide 10,65 metros de ancho y 9,36 metros de largo; las letras pesan 100 kg y todo el conjunto del letrero casi 600 kg. Este cartel ha estado presente en las alturas de Madrid desde 1972, lo que quiere decir que cumple 47 años en 2019.

Detrás de él se esconden dos habitaciones del hotel, concretamente las 1002 y 1102, en los pisos 10 y 11 conocidas como Vincci Skylight y que están decoradas con motivos alusivos al refresco del que el cartel toma el nombre. Se puede apreciar una cama redonda en alusión a la chapa de la botella, muebles de color amarillo y una alfombra con motivos de burbuja. Para muchos madrileños el Cartel de Schweppes lleva allí toda la vida siendo testigo del día a día de la ciudad y representa un ícono al que fotografiar y admirar, brindándole un toque más de color y contraste a la Gran Vía.