El Edificio Telefónica fue el primer rascacielos de España y uno de los primeros de Europa, construido entre 1926 y 1929 por Ignacio de Cárdenas y fue el edificio más alto de Madrid hasta 1953.

La edificación se ubica en la calle Gran Vía de Madrid y fue construida como sede de lo que era la Compañía Telefónica Nacional de España. Este edificio ha sido testigo de la evolución de Madrid a lo largo de los años y vio desde sus casi 90 metros de altura como la nueva tecnología telefónica conectaba el país y dotaba a la ciudad de ese aire moderno y cosmopolita que ha perdurado hasta estos días, sin embargo, en la actualidad queda eclipsado al lado de las otras magníficas construcciones de la Gran Vía.

Un capítulo importante en la historia del edificio se produjo durante la guerra civil española. Con el comienzo del ataque a Madrid, la Telefónica fue objetivo prioritario por su altura, por su ubicación y por tratarse del centro de comunicaciones más importante del país. Debido a esto, el gobierno instaló la oficina de censura de prensa en el edificio. Desde aquí, se realizaban las conexiones internacionales y los corresponsales extranjeros enviaban sus artículos al mundo. Desde esta sede transmitieron sus crónicas escritores como John Dos Passos, Ernest Hemingway o el autor de “El Principito” Antoine De Saint-Exupéry.