Este es uno de los lugares más frecuentados de todo Madrid. Aquí convergen madrileños y turistas todos los días pero principalmente los domingos en la mañana para disfrutar de hacer las compras en uno de los mercados al aire libre más alegres y hospitalarios de la ciudad.

Este mercadillo debe su nombre a las antiguas prácticas de comerciantes que al ingresar con las reses provenientes del matadero dejaban atrás un rastro de sangre. En la actualidad no solo hay comerciantes de proteicos sino de todo tipo de enceres, comida, artesanías, bisuterías, antigüedades, objetos de segunda mano, muebles, vegetales, etc.; en pocas palabras, si no lo encuentras en el mercado El Rastro es porque no existe.

Los  puestos o tiendas del mercado se han ubicados alrededor de la Plaza de Cascorro desde aproximadamente los años 70 y hasta el día de hoy siguen haciendo de esta área algo indispensable para cualquier madrileño. Dentro de la Plaza Cascorro se encuentra erigida una estatua del soldado Eloy Gonzalo, en honor a las acciones heroicas que realizó en cuba, en la población del Cascorro. La estatua se ha convertido en un punto de referencia para la multitud que se aglomera en el mercado cada semana.

El Mercado El Rastro trabaja diariamente en el horario comprendido de 9:00hrs a 15:00hrs. Algunos visitantes tienen la costumbre de realizar sus comprar antes de la hora de cierre ya que es una buena estrategia para encontrar algunas rebajas además de que a esta hora se encuentran menos personas aglomeradas dentro del mercado, por lo cual se puede andar con mayor tranquilidad sin preocuparse de extraviar algo entre la multitud.