La calle Gran Vía, conocida en el pasado como la Avenida de Rusia, construida entre 1910 y 1929 es sin lugar a dudas la calle más famosa de Madrid. Una de las arterias principales de la capital que conecta la Calle Alcalá con la Plaza de España.

La calle Gran Vía fue una de las construcciones más increíbles de toda España a lo que a infraestructuras se refiere. Los planos originales para su construcción datan de 1862 cuando se estaba renovando el centro de la ciudad de Madrid. Gran Vía actualmente consta con una enorme cantidad de bares, restaurantes, cines, teatros y tiendas de ropa. Es considerada como la calle ideal para ir de compras por Madrid, la calle que nunca duerme, con tiendas abiertas las 24 horas, cuenta con numerosas marcas de ropa como Loewe, Zara, Sfera, H&M, Pull and Bear y el segundo Primark más grande del mundo.

En la Calle Gran Vía se encuentra además el mítico cartel de Schweppes que tanto hemos visto en las películas y anuncios de televisión.