La plaza mayor de Madrid es uno de los sitios que no puedes dejar de visitar en Madrid, está ubicada junto a la calle mayor y muy cerca de la Plaza de la Puerta del Sol. Fue pensada y mandada a construir por el rey Felipe II y continúo su construcción bajo el mandato de sus sucesores Felipe III y Carlos II. En su diseño se ven plasmados elementos de varias corrientes arquitectónicas, como el clasicismo, romanticismo, historicismo y barroquismo, esto sucede debido a que en 1631, 1672 y 1790 se produjeron incendios en edificios cercanos, lo que provocó que debiera remodelarse y rehabilitarse la plaza por parte de otros arquitectos.

Desde sus inicios esta plaza ha sido un espacio hermoso para socializar y encontrarse con amigos ya que entre los usos a los cuales fue destinada están las corridas de toros y rejoneos, ceremonias religiosas de gran importancia para la sociedad madrileña, juegos deportivos e inclusive en el siglo XVII se llegó a emplear como sitio de ejecuciones. En la actualidad, ya no se realizan los mismos eventos pero sigue siendo un lugar para reunirse, celebrar y disfrutar de un día agradable con amigos y familiares.

Entre las cosas más interesantes de la plaza y que atrae más a los visitantes están sus arcos de hermosa arquitectura y los puestos de comerciantes que ofrecen artesanías y todo tipo de artículos curiosos y llamativos.