La Casa Judía recibe su nombre gracias a la estrella de David exhibida en el dintel de la puerta principal. Es una edificación maravillosa y sin igual gracias a su colorido y decoración. Fue edificada a petición de José Salom, que a juzgar por su apellido podría fácilmente ser de origen judío, por lo tanto no es de extrañar la presencia de este símbolo tan importante de la tradición hebrea.

El edificio está conformado por 7 niveles más la planta baja pero lo más sobresaliente es su fachada que ostenta un precioso colorido que combina elementos arquitectónicos de estilo oriental, árabe, egipcio, hindú, hebreo, entre otros. Se cuenta que en este edificio se reunía de forma muy prudente y cautelosa la pequeña comunidad judía que hacía vida en Valencia para realizar sus celebraciones tradicionales religiosas. 

Esta maravilla del Art Deco fue diseñada y construida en 1930 por el arquitecto valenciano Juan Francisco Guardiola Martínez, que le imprimió esta corriente artística tan singular y que estaba muy en boga en aquella época.

Si deseas visitar este icónico edificio puedes hacerlo cualquier día del año, sin embargo su uso es de tipo privado, así que solo podemos admirar no su imponente fachada e imaginar los misterios que podría albergar en ella. La casa Judía se encuentra ubicada en calle Castellón número 20 de la ciudad de Valencia, España; y puedes llegar a ella usando las líneas 3, 5 y 9 de Metrovalencia, las líneas C-2 y C-6 del tren o si prefieres dirigirte en autobús, tomando las líneas 79 o 93.