Visitar Lyon es visitar una de las ciudades más bellas y pintorescas del continente europeo, es una ciudad francesa con una historia muy interesante y un presente encantador que con su mezcla de tradicionalismo y modernismo cautiva a miles de turistas que cada año se atreven a conocer la tercera ciudad más poblada de Francia.

Qué hacer en Lyon

Lyon es una ciudad ideal ya sea para vivir, para pasar una temporada de vacaciones o para una escapada de fin de semana,  no será tan popular como la capital del país, París, pero no por eso es menos encantadora además las múltiples maravillas de esta ciudad la han hecho merecedora de la mención como Patrimonio De la Humanidad por la Unesco.

Toda ciudad tan maravillosa tiene un destino obligatorio que visitar, en el caso de Lyon ese lugar es la basílica Notre-Dame de Fourvière, uno de los edificios antiguos más importantes y mejor preservados del territorio francés. Fue construida entre 1872 y 1896 y cada año fascina a miles y miles de personas con su armoniosa mezcla de arquitectura románica que incorpora muchos detalles de estilo bizantino.

Si decides visitar este monumento no dudes es subir a la cima de las cúpulas de Notre-Dame de Fourvière donde contemplamos una vista única de hermosos bosques que arropan varias edificaciones antiguas pero perfectamente conservadas. Y si de catedrales se trata no se puede dejar por fuera una visita a la Catedral de San Juan Bautista un edificio medieval ubicado en el centro histórico lionés.

Y hablando Fourvière esta colina es la mejor opción a la hora de conocer la milenaria historia de las raíces de Lyon, aquí se encuentran joyas arquitectónicas como Teatro Antiguo de Lyon y el Odeón que datan de la época de la ocupación de dichas colinas por la civilización romana, aquí también puedes visitar un gran centro arqueológico y el renombrado Museo Galo Romano de Lyon un edificio semi-subterráneo en plena colina, aquí verás piezas de miles de años que cuentan la historia romana de la ciudad francesa.

Si estás de bajada desde el Museo Galo Romano o el antiguo teatro de la colina de Fourvière tendrás que pasar por uno de los barrios más icónicos de Lyon, el Vieux Lyon o “Viejo Lyon”, un barrio medieval con una temática renacentista que es muy popular entre los turistas pues caminar por sus calles es auténtico viaje en el tiempo a la época de la edad media además el contraste de colores resulta muy atractivo.

Gastronomía de Lyon

Lyon es un paraíso gastronómico, muchos la consideran la cuna de los sabores de Francia, esta popularidad surge a mediados del siglo XVII, muchas cocineras de las familias ricas de la ciudad decidieron independizarse y abrir negocios culinarios propios, se les conoció como Mères lyonnaise, pronto sus locales atrajeron a personajes destacados de la política y el arte así como a importantes empresarios.

Un plato típico de esta ciudad gastronómica es la quenelle, deliciosa croqueta de pescado que se puede comer a cualquier hora del día; otra de las especialidades es el cervelle de canut, una mezcla de cebolla, hierbas, sal, aceite de oliva y vinagre y un cremoso queso llamado fromage blanc, también podrás probar auténtica ensalada lionesa acompañada de unas ricas patatas para comer un salchichón de Lyon.

Qué comprar en Lyon

La variedad de ofertas en Lyon no se limitan a los lugares históricos o la gastronomía única sino que resulta un paraíso también para los amantes de las compra. Ubicado en el Barrio Croix-Rousse encontrarás Le Village des Créateurs una zona con muchos locales de diseñadores y artesanos lioneses que ofrecen sus piezas únicas al público. Si deseas algo más exclusivo y lujoso puedes pasarte por el barrio de Presqu’île donde encontrarás sucursales de las tiendas más prestigiosas como Cartier, Dior, Mont Blanc y muchas más.