La ciudad de Marsella cuenta con aproximadamente 900.000 habitantes que la hacen la segunda más poblada de Francia, fundada por los griegos hace más de 2600 años y que hoy en día es el puerto más importante de España y el tercero de Europa. Se trata de una ciudad completamente mediterránea

Qué hacer en Marsella

Siempre te recomendamos comenzar el recorrido de cualquier ciudad por su centro histórico o más representativo, cuando se trata de Marsella este punto es El Puerto Viejo, el auténtico corazón de la ciudad donde además de dar un agradable paseo y respirar aire fresco puedes subir a una pequeña embarcación que te llevará hasta el declarado Parque Nacional Macizo de Las Calanques.

Como el Puerto Viejo es la arteria que conecta con casi todos los caminos de la ciudad desde aquí te será fácil llegar al barrio más antiguo de Marsella pero también uno de los más encantadores, Le Panier, aquí encontrarás varias galerías de artes dedicadas a muchos estilos y ramas artísticas. Si pasas por este barrio no olvides visitar Vieille Charité, un centro cultural que alberga tres museos aunque anteriormente había sido un importante hospital.

Cruzando el barrio Le Panier en dirección a las costas se encuentra uno de los nuevos atractivos de la ciudad que sigue en constante expansión, se trata de la Nueva Marsella, una zona con proyectos de envergadura con una notable arquitectura moderna donde destaca el precioso edificio del Museo de las Civilizaciones de Europa y del Mediterráneo (MUCEM) y la Villa Méditerranée.

Un importante monumento que se considera una parada obligatoria es la basílica de Notre Dame de la Garde, un templo de estilo romano-bizantino cuyo origen data del siglo XIX al cual podrás entrar como parte de un recorrido guiado o como parte de la peregrinación que acuda a las misas. Para finalizar un recorrido maravilloso te sugerimos visitar Vallon des Auffes,un puerto no tan antiguo pero bastante transcurrido por pescadores y muchos locales gastronómicos, tiendas de artesanías y más.

Gastronomía de Marsella

El plato más tradicional de Marsella es la Bullabesa, un icono de su gastronomía, se trata de se trata de una sopa preparada a base de un guiso de varios tipos de pescados, en los diferentes restaurantes de la ciudad está creciendo la tendencia de crear versiones propias de este platillo tan representativo de la ciudad así que posiblemente llegues a degustar más de una versión.

Y hablando de lo tradicional no se puede dejar de mencionar al dulce que nació en la ciudad y se convirtió en su orgullo, los navettes, son galletas dulces con forma de barco que recuerdan a las embarcaciones que a diario van y vienen de los puertos de la ciudad; para la hora del almuerzo otra recomendación tradicional es el poupeton, un soufflé de pescados que se mezcla con migajas de pan pasadas por leche, queso y huevos, para luego ser horneados, una auténtica delicia marsellesa.

Qué Comprar en Marsella

Además de los deliciosos platillos tradicionales de la ciudad y los boletos para disfrutar de los monumentos, museo y parques de la ciudad, hay muchas otras cosas que puedes adquirir como el famoso Jabón de Marsella, una barra de jabón fabricada de la misma manera que se hacía siglos atrás y es que estos jabones llegaron a ser el producto estrella de la ciudad y uno de los que más ha contribuido a su desarrollo.En Marsella también hay espacio para la moda y los lujos, específicamente en la zona conocida como Nueva Marsella encontrarás varios centros comerciales llenos de tiendas de marcas mundiales y boutiques tanto de diseñadores internacionales como regionales para que te des gusto comprando lo que desees y teniendo muchas opciones para elegir.