A orillas del mar Mediterráneo se encuentra la ciudad de Niza. Ubicada entre las montañas y el mar, este destino tiene un encanto muy particular y ofrece al viajero la posibilidad de hacer cosas muy distintas en un mismo día. Te invitamos a descubrirlas.

Qué hacer en Niza

No se puede hablar de Niza sin mencionar su Paseo de los Ingleses, hoy en día el punto turístico más importante a nivel internacional de esta ciudad, que en su día se convirtió en el lugar favorito de los ingleses durante los meses de invierno. Este paseo marítimo de unos siete kilómetros de longitud, va desde la Colina del Castillo hasta el mismo aeropuerto de Niza.

Acércate hasta su casco antiguo con sus fachadas de colores, sus callejones con sombras y sus persianas mediterráneas. En el mismo se levanta todas las mañanas, excepto los lunes, un gran mercado al aire libre donde podrás adquirir todo lo que desees, incluso flores. También puedes sentarte en alguna de sus terrazas para comer algo.

Sobre la colina que domina todo el casco antiguo de Niza se encuentra el Parque de la Colina del Castillo que alberga impresionantes miradores desde los que se puede contemplar toda la ciudad, el puerto, la bahía de los Ángeles y las montañas.

Haz una visita a la Catedral Ortodoxa Rusa, declarada monumento histórico y el edificio religioso ortodoxo más importante que existe fuera de Rusia. Aunque no fuera lo que esperabas hacer durante tu visita a Niza, lo cierto es que merece la pena acercarse, solamente por ver el increíble contraste de esta majestuosa edificación con las palmeras típicas del Mediterráneo.

No puedes marcharte de Niza sin haber disfrutado de su playa, el lugar ideal para tomar el sol relajadamente, aunque bien es cierto que no es el sitio perfecto para jugar en sus aguas o practicar snorkel ya que el agua se vuelve rápidamente profunda. Así que si eso es lo que deseas, lo mejore es que te acerques hasta Villefranche sur Mer o hasta Saint Jean Cap Ferrat, donde podrás bañarte tranquilamente en las aguas del Mediterráneo.

Pero si solamente quieres broncearte durante largas horas, puedes también acercarte a alguna de las playas privadas de este destino como la playa de Castel, que se encuentra ubicada al pie del Castillo. Aquí también podrás realizar algunas actividades acuáticas como tubing.

Gastronomía de Niza

En Niza podrás probar el mejor helado de toda Italia en Azzurro, una heladería situada en el casco histórico de la ciudad. Pero además de este delicioso dulce, encontrarás platos típicos de su cocina que merece la pena probar como la socca, una especialidad preparada con harina de garbanzos cremosa por dentro y deliciosa en cualquier caso.

Prueba el pissaladière un pastel de anchoas y cebollas riquísimo o el pan bagnat, un sándwich preparado con atún, anchoas, huevos cocidos, verduras, aceituas y aceite de oliva. Ideal para tomer en cualquier momento.

Qué comprar en Niza

Si estás pensando que puedes llevar a tus amigos y familiares como recuerdo de tu estancia en Niza recuerda que el vino Bellet, ya sea tinto, rosado o blanco así como el aceite y la pasta, puede ser una manera excelente y muy práctica de agasajarlos a tu vuelta.