Los destinos turísticos son sin duda difíciles de escoger, tanto que ver y apreciar en todos los lugares del mundo, Sin embargo debes considerar que cada espacio en el mundo posee una esencia y carácter que seguramente congeniará con usted desde el momento en que te informe sobre el mismo. Es por ello que aquí daremos un vistazo a un lugar al que sin duda no te podrás resistir, El Parque del Castillo, en Niza.

¿Habías escuchado del Parque del Castillo?

El Parque del Castillo es un hermoso lugar con vistas increíbles donde, tanto turistas como locales, tienden a reunirse con el mismo objetivo, recrearse, relajarse, disfrutar de todas las vitas y áreas del parque así como encontrar paz. Se puede ver toda la ciudad desde ángulos simplemente espectaculares.

¿Qué se puede hacer en el Parque del Castillo?

La variedad de diligencias es llamativa, desde allí se puede apreciar las actividades que se llevan a cabo en el puerto, se tiene una vista excelente de las principales atracciones de la ciudad así como los edificios más importantes de la localidad. No se puede dejar de lado uno de los lugares más destacados, la antigua catedral, que data de al menos el siglo XI.

Puedes encontrar sin problemas tu lugar perfecto para descansar con las mejores vistas, siempre a tu preferencia, organizar un picnic, o un café con bocadillos al aire libre, están establecidas tiendas que se encargan de atender y brindas suministros necesarios a las personas. No está de más mencionar la gran variedad de juegos infantiles que se pueden desarrollar en las áreas del Parque de Castillo.

¿Por qué el Parque del Castillo?

Fue remodelado para optimizar sus virtudes como la gran belleza y comodidad, siendo un espacio que sobresale de toda la ciudad, muy visitado por los transeúntes o habitantes. Se puede ir a respirar aire puro, caminar solo, con amigos, comer, disfrutar del día, todo en un solo lugar.

El Nombre de Parque del Castillo, se da por la colina donde se encuentra el castillo que en algún momento de la historia fue el lugar donde se resguardaba la ciudad de Niza en el espacio marítimo, es decir, sus costas. Actualmente de ello solo quedan ruinas y algunos rastros de lo que fue la catedral.

Si quieres ir al Parque del Castillo en Niza, Francia, puedes llegar en tranvía, con la línea T1, en la estación Opera.