Cada gran ciudad del mundo tiene un monumento que resalta de los demás y le da su fama mundial, en el caso de París ese monumento es la Torre Eiffel que además es el segundo más famoso del mundo después del Taj Mahal. Esta torre ubicada en la capital de Francia es una inmensa estructura metálica de aproximadamente 300 metros de altura.

El famoso monumento parisino debe su nombre al apellido de Alexandre Gustave Eiffel ya que fue este quien en 1886 presentó el proyecto en forma de borrador como propuesta para ser el centro de la Exposición Universal – París 1899. La construcción inicia en 1887 y finaliza 2 años después en 1889, el 31 de marzo, fecha en la que se inaugura y abre al público por motivo de la Exposición Universal.

El proyecto involucró al  arquitecto Stephen Sauvestre y los ingenieros  Émile Nouguier y Maurice Koechlin quienes se encargaron de definir el diseño que luego se encargaría de construir el ingeniero francés Alexandre Gustave Eiffel que además ya había diseñado varias de las estructuras de vialidad de la ciudad y gozaba de un gran reconocimiento por lo tanto no se le negó la solicitud de que la imponente torre llevara por nombre su apellido.

Desde los años 60 la Torre se ha convertido en el motivo principal por el que millones de personas visitan cada año la capital de Francia. Si tienes la suerte de visitar esta mágica ciudad seguramente lo primero que pasará por tu mente será ir a la Torre Eiffel y ver en vivo una de las estructuras más espectaculares del mundo. No lo pienses dos veces y aprovecha la oportunidad de ascender a través de este hito de la arquitectura e ingeniería.

Una vez dentro de la torre podrás llegar al 1er piso a 57 metros de altura donde tendrás la oportunidad de descansar, comer un aperitivo y maravillarte con una visión panorámica desde la terraza  que este 2019 está decorada con un tema especial por ser el 130o Aniversario del monumento. En este 1er piso además se encuentran varios locales donde podrás comprar ricos dulces o cócteles que te mantendrán bien animado.

A 115 metros de altura se encuentra el 2do nivel o piso de la torre, en espacio de más de 1600 m2 cubierto por ventanas de cristal que no solo evitan accidentes sino que permiten contemplar la mejor vista desde la torre sin la interrupción por las ráfagas de viento. En este piso se ubica uno de los más famosos restaurantes del mundo,  Le Jules Verne, así que más te vale ir con apetito para degustar la mejor gastronomía desde una de las 7 maravillas artificiales del planeta.

Dejando abajo el 2do piso, a 275 metros del suelo, llegarás a una de las zonas más exclusivas de la famosa Torre Eiffel, el 3er piso en el cual se encuentra una especie de mini-museo con fotografías geniales de la torre a lo largo del tiempo además de albergar al Bar à Champagne, un bar de proporción mediana donde tendrás la dicha de tomar alguna bebida mientras contemplas la ciudad desde un punto donde incluso los edificios altos se ven muy pequeños.

De seguro ya te dieron ganas de visitar este icónico monumento parisino, si es así lo primero que debes hacer es visitar la página  web oficial de la Torre Eiffel en español y ver los horarios y tarifas porque dependiendo del clima los horarios de apertura y clausura pueden variar así como la disponibilidad de las plantas en la web te lo informan con suficiente tiempo: https://www.toureiffel.paris/es/tarifas-horarios.