Quizás no tan conocidas como los templos, las playas y el surf pero no por ello menos increíbles, las cascadas de Bali son parte esencial del recorrido de esta isla que ningún viajero debería perderse. La Cascada Sekumpulse encuentra en el norte de la isla de Bali y tal como indica su nombre «Sekumpul», se trata de un conjunto de pintorescas cascadas. Es considerada una de las más impresionantes de Bali.

Hay alrededor de siete cascadas en el mismo sitio, por lo que se puede admirar y disfrutar no solamente de una cascada sino de varias cada una con sus pequeñas diferencias. Este lugar cuenta con una placentera tranquilidad, lo ideal es aprovechar el tiempo de la visita para encontrarse con la naturaleza, escuchando el sonido que produce cada gota de agua al caer y que rompe el silencio del valle verde con su selva tropical. Es un paisaje increíble en medio de la naturaleza.

Hay varios puntos panorámicos donde disfrutar de la vista y de donde se pueden tomar impresionantes fotografías antes de llegar a la zona baja, en donde se puede disfrutar de un buen baño en las frías aguas. Es una de las cascadas de más complicado acceso por estar muy dentro de la selva, solo es posible llegar en automóvil o preferiblemente en moto. El costo del acceso es de 15.000 rupias indonesas.