El Coliseo de Roma conocido en la antigüedad como el Anfiteatro Flavio es uno de los símbolos principales de la ciudad de Roma. Construido hace más de 2.000 años durante el Imperio Romano se le conoce como el monumento más impresionante de Roma. La construcción comenzó en el año 72 y terminó en el año 80.

En el antiguo Coliseo de Roma cabían más de 50.000 personas que viajaban hasta allí para contemplar muestras de animales exóticosrecreaciones de batallas y peleas de gladiadores. Durante la Segunda Guerra Mundial, el Coliseo de Roma fue objeto de bombardeos, ello sumado a los continuos saqueos y terremotos sufridos desde el siglo VI denotan el típico y característico estado que todos hemos visto alguna vez en fotos o películas.

Desde 2007 está considerado como una de las Siete Maravillas del Mundo Moderno y es visitado por más de 6 millones de turistas cada año.

Visitar el Coliseo de Roma

Puedes visitar el Coliseo de Roma todos los días desde las 8:30 hasta las 19:00 horas por un precio de unos 12 euros. Para llegar al Coliseo de Roma te recomendamos que utilices la línea B de metro hasta la parada de Colosseo.