Si hay una ciudad curiosa, vibrante y divertida esa es Tokio. Haz un viaje en el tiempo a este destino donde el pasado y el futuro se unen, para disfrutar de uno de los lugares más representativos de la cultura japonesa.

Qué ver en Tokio

Si eres un seguidor del manga, de los ordenadores o de los videojuegos, tu visita bien podría comenzar por Akihabara, conocido popularmente como el barrio electrónico y donde cada día se unen miles de personas en busca de accesorios electrónicos de lo más sofisticados. Si paseas por esta zona un domingo o un día de festivo, podrás disfrutar mucho más, ya que las calles se convierten en peatonales durante el día.

Y si quieres vivir una auténtico experiencia “friki”, visita sus maid cafes, unas cafeterías en las que las camareras van vestidas de sirvientas, alójate en uno de sus hoteles cápsulas o hazte una foto en un “cosplay purikura”, que te dará los filtros necesarios para que parezcas salido de una serie manga o de un comic.

Visita el templo más antiguo de Tokio como es el de Sensoji, ubicado en el barrio de Asakusa y famoso por su gran farolillo rojo y sus estatuas de dioses a cada uno de los lados de la entrada. En su interior se encuentra una bella pagoda de cinco pisos, un salón principal, santuarios, puertas, templos y un maravilloso jardín.

Muy cerca de aquí se encuentra una de las zonas más comerciales de Tokio, la calle Nakamise, donde tendrás la posibilidad tanto de dar un gradable paseo, como de adquirir todo tipo de souvenirs para llevarte de recuerdo de este impresionante viaje.

Y para contemplar unas vistas espectaculares y diferentes de toda la ciudad, sube hasta alguno de sus miradores, pudiendo incluso admirar el Monte Fuji si tienes la suerte de contar con un día claro. Entre algunos de los mejores miradores se encuentra el Torre Mori y la Torre de Tokio, inspirada en la famosa Torre Eiffel. El Edificio del Gobierno Metropolitano también ofrece una de las vistas más espectaculares de la ciudad y además, de una manera gratuita.

Uno de los lugares imprescindibles de ver en Tokio es el mercado de pescado de Tsukiji, el más grande del mundo con una increíble variedad de pescados y mariscos en su interior. Este colorido espacio es famoso por sus subastas de atún a las que puede asistir todo el mundo, aunque el aforo es bastante limitado, por lo que habrá que madrugar bastante.

Gastronomía de Tokio

Aunque la cocina de tokio no es tan milenaria como la de china, lo cierto es que cada vez se encuentra presente en muchos más países, siendo por ejemplo el sushi, uno de sus platos más famosos consistente en un poco de arroz cocido que se acompaña con marisco o pescado crudo, aunque lo cierto es que existen infinidad de variantes.

Durante tu estancia en este destino prueba el ramen, una sopa de fideos con huevos, lomo o pollo o el yakitori, una brocheta tradicionalmente de pollo que en la actualidad también se puede encontrar de marisco, pescado, ternera u otros ingredientes.

Pero si lo que no quieres es perder tiempo sentándote en un restaurante y quieres continuar tu recorrido por Tokio, recuerda que existen las famosas cajas Bento, unas cajas de comida para llevar que son bastante económicas y que encontrarás en cualquier lugar. De esta manera podrás ir alimentándote mientras recorres las calles de esta ciudad.