Si hay una ciudad increíble en el mundo esa es Singapur, un destino que te va a llamar la atención en cuanto la visites ya que te dará la sensación de estar en un destino futurista. Son muchos los rincones que te van a impresionar de ella y por eso hoy te queremos proponer que visites algunos de sus imprescindibles.

Qué ver en Singapur

Para conocer uno de los jardines más bellos del mundo, acércate hasta Gardens by the Bay, un enorme espacio situado junto al mar donde se concentran los conocidos como superárboles o Supertree Grove. Estas estructuras consiguen formar unos impresionantes jardines verticales de entre 25 y 50 metros de altura que van acumulando energía a lo largo de todo el día, para mostrarla durante la noche en forma de luz.

Además este espacio contiene una serie de jardines temáticos entre los que sobresale el Golden Garcen y el Silver, así como dos invernaderos como son el Flower Domoe y el Cloud Forest, donde te parecerá estar en la mismísima película de Avatar.

Pasea por el barrio Little India, donde podrás caminar entre preciosos edificios de colores así como visitar templos budistas e hindúes. Si deseas pasar una tarde de compras, éste es el lugar perfecto para ello, gracias a los centros comerciales repletos de tiendas y de restaurantes en los que tendrás la posibilidad de degustar la deliciosa gastronomía india.

Si hay unos templos hindúes impresionantes en este barrio son los de Sri Veeramakaliamman y Sri Srinivasa Perumal, los dos ubicados en la calle más famosa del lugar como es Serangoon Road. Acércate hasta Marina Bay Sand, un complejo de edificios que además de incluir un hotel, encontrarás un Museo de Arte y Ciencia, un gigantesco casino y dos teatros.

El Kampong Glam o barrio árabe es otro de los imprescindibles de Singapur y uno de los preferidos por los viajeros que llegan hasta este destino. Su origen se remonta a principios del siglo XIX cuando los comerciantes se establecieron en este lugar y donde todavía sigue en pie hoy en día, una pequeña comunidad árabe que se encarga de vender productos típicos en las tiendas que se encuentran alrededor de la Mezquita del Sultán.

Otro de los lugares de más ambiente de Singapur es el barrio de Chinatown por lo que no puede faltar en la lista de los imperdibles. Durante un paseo por este lugar descubrirás templos y santuarios y por supuesto, los típicos farorillos rojos que adornan todas sus calles. Entre los templos más destacados está el Buddha Tooth Relic Temple que alberga una reliquia con forma de diente de Buda, además del Sri Mariamman, el templo hindú más longevo de Singapur.

Gastronomía de Singapur

Si hay otra cosa que merece la pena al llegar a Singapur, es probar la deliciosa comida de los hawkers callejera. En el Makansutra Gluttons Bay, situado en Esplanade Park, podrás probar uno de los platos más exquisitos del mundo como es el chili crab.

Si piensas que la comida que se vende en las calles no resulta del todo fiable y que no cumple con los requisitos mínimos de higiene, lo cierto es que en estos hawkers de la ciudad, no tendrás ningún problema, ya que superan con creces todas las expectativas en cuestión de calidad y de limpieza.

Compras en Singapur

Si no te quieres marchar de Singapur sin haber adquirido sus típicos saris, alfombras, telas y perfumes, en Arab Street encontrarás infinidad de tiendas donde poder adquirir todo ésto y mucho más, además de numerosos restaurantes en los que reponer fuerzas.

Una calle menos famosa pero que también merece la pena visitar para hacer compras y para disfrutar de sus bares con música en directo, es Haji Lane, uno de los lugares más emblemáticos de Singapur.