Con una esencia vikinga, ésta ciudad europea ubicada al norte del continente encuentra su límite en el Cabo del Norte en donde se puede apreciar la inmensidad el océano Ártico desde su costa. Oslo, la capital de mencionado país se conoce por su ambiente misterioso donde sus días no encuentran un fin en el verano. Disfrutar de auroras boreales que visten el cielo invernal es una de los espectáculos que se deben presenciar.

¿Amas la naturaleza y el carácter Vikingo? Noruega es tu destino. Desde este lugar se pueden apreciar Icebergs, pocos debido al calentamiento global, te ofrece la experiencia de disfrutar de acantilados, zonas con rocas esculpidas por la erosión por el demandante oleaje ártico con agua a baja temperatura. Un país con la naturaleza a flor de piel, en verano o invierno es el viaje ideal.

Qué ver en Noruega

Estando en tan deslumbrante ambiente natural, dar una caminata salvaje por la Ruta de los Trolls, la cual se encuentra a unos pocos kilómetros del Fiordi de Geiranger. Por otro lado la ruta 63 con al menos 10 kilómetros es especialmente llamativa por conducir a una cascada de 200 metros que es apreciable desde largas distancia.

En Oslo puede darse vida entre óperas, museos de renombre y numeroso bares, restaurantes que vuelven a la ciudad muy dinámica. En Bergen puede disfrutar de coloridas estructuras arquitectónicas siendo visitada por muchos turistas al año. En los alrededores se visualizan Fiordos importantes en el país. Con vistas al mar y atrapada entre laderas, se encuentra la segunda ciudad más grande de Noruega, Bergen.

Además de ello puede pasar por el Parque Nacional de Jotunheimen para estar más en contacto con la naturaleza, también las iglesias de madera, los centros turísticos costeros del sur, teleféricos, todo para llevar al máximo tu experiencia en el país.

Gastronomía de Noruega

Es muy variada y rica en carácter, así como de calidad inigualable. La mayoría de sus platillos tienen como ingrediente principal el pescado como el bacalao, la Merluza, salmón y trucha. Incluso pueden comerse crudos, ahumados o cocidos con una cantidad importante de salsas que despertarán el gusto. Cabe mencionar que el salmón noruego tiene excelente fama a nivel mundial. Solo probándolo les darás la razón.

El Smorbrod es una de los platillos típico de Noruega, es como un canapé con mantequilla y trozos de salmón o variedad con arenque por encima. El Rakfisk es la especialidad en Valdres y valles del interior, es trucha fermentada. La carne de reno u oveja también conforman los platos noruegos, con la particularidad que van acompañados de arándonos.

Hablando de algo dulce, dentro de la variedad de postres noruegos se habla de las moltes, son moras árticas de un color amarillento que se dan en el Gran Norte, junto con fresas noruegas, son bocados naturales que resaltan mucho en la zona. Tratándose de aguardiente, el Aquavit es la bebida nacional del país y se realiza con patatas fermentadas, siendo aromatizadas con comino, su grado es superior a los 40°.

Fiestas de Noruega

Una manera de celebrar el folclore es asistiendo a la fiesta nacional el 17 de mayo, en él hay música y bailes típicos en todo el transcurso de la misma. Se celebra tanto en familia como en espacios públicos para el goce de los turistas.

Lo que debes evitar en Noruega

Es una zona con muchos mosquitos, debes evitar ir sin protección para ello, ya que abundan en algunas zonas, ir correctamente equipado para ello es necesario.

Qué te puedes traer de Noruega

Llevarte recuerdos del lugar que visitaste es importante, por lo que adquirir un objeto típico no puede faltar, en Noruega los trolls son característicos, así como pieles de renos y cabras o pequeños caballos de madera. Si prefieres algo más tradicional puedes llevarte unos Jerseys y los guantes que se hacen a mano. Además de joyas de playa que son una preciosidad a la vista.