Cuna de la primera universidad de Portugal así como una de las más antiguas de toda Europa, es Coímbra, una ciudad ubicada a orillas del río Mondego y que se ha convertido en la “ciudad de los estudiantes”. De hecho existe hasta un fado cantado por ellos que cuenta que esta ciudad tiene mucho más encanto a la hora de la despedida, aunque esperamos que tú se lo encuentres antes de marcharte de ella.

En cualquier caso este edificio portugués se encuentra incluido en el listado de la Unesco del Patrimonio Mundial, y toda Coímbra en sí misma ha servido de inspiración para escritores y poetas que vieron en ella la ciudad de las Artes y las Letras portuguesa.

Qué ver en Coímbra

Coímbra se encuentra emplazada sobre una colina, lo que en su día dio lugar a una estructura urbana con diferentes alturas muy bien diferenciadas. Una es Almedina o la ciudad alta, lugar donde residían los clérigos y la aristocracia, y otra es la ciudad baja, donde se encontraban las casas de las clases trabajadoras.

En la parte alta de Coimbra se encuentra precisamente su Universidad fundada en el siglo XIII. Es aconsejable subir hasta su torre donde te encontrarás con las campanas que antiguamente marcaban el ritmo de las clases, y donde podrás contemplar unas vistas panorámicas de la ciudad, impresionantes. Pero también en la planta baja encontrarás muchos lugares que visitar como el Patio de las Escuelas, la sala de los Birretes, la Biblioteca Joanina con más de trescientas mil obras en su interior, o la Capilla de San Miguel.

En la zona Baixa, un lugar repleto de cafés históricos y de tiendas en las que adquirir souvenirs, se encuentra el Monasterio de Santa Cruz en cuyo interior alberga la tumba de Alfonso Henríquez, el primer rey de Portugal. Visita la Catedral Vieja, muy popular porque en sus escaleras los estudiantes vestidos con sus capas negras, cantan el Fado de Coímbra al finalizar el curso cada año.

Son muchos los jardines que no deberías perderte como el de la Quinta de las Lágrimas, escenario del romance vivido entre Don Pedro e Inés de Castro. El Jardín Botánico también merece una visita y a los más pequeños les va a encantar el Portugal de los Pequeñitos, un parque en el que se encuentran reproducidos a escala, los nonumentos portugueses más importantes.

Conimbriga

Conimbriga

Dentro de los asombrosos parajes que posee Portugal se encuentra …

Excursiones por los alrededores de Coímbra

Si tu estancia en Coímbra te lo permite, es recomendable realizar alguna excursión como por ejemplo a Conimbriga, una antigua ciudad romana situada a 16 kilómetros de distancia de la primera, que cuenta con infinidad de mosaicos muy bien conservados que merece la pena contemplar.

Si prefieres estar en pleno contacto con la naturaleza o practicar deportes de aventura, tu lugar adecuado será Serra da Lousã ubicado a unos 20 kilómetros de Coímbra. A 50 kilómetros está Figueira da Foz, una ciudad atlántica con una amplia tradición balnearia y con unas enormes playas de arena dorada.

Fiestas en Coímbra

Cada mes de octubre tiene lugar en Coímbra la “Latada“, un evento en el que la Universidad celebra la llegada de nuevos estudiantes y en la que durante una semana se celebran numerosas actividades deportivas y culturales así como múltiples conciertos.

Otro de los eventos relacionados con la vida estudiantil de esta ciudad, es la Quema de las Cintas que tiene lugar en mayo. Según la tradición todos los estudiantes que acaban el curso deben prender fuego a las cintas que llevan prendidas en sus capas, para así celebrar el fin del curso.

Compras en Coímbra

No puedes marcharte de Coímbra sin haber ido de compras y adquirir algunas de sus preciosas piezas de cerámica pintadas a mano que reproducen modelos pertenecientes a los siglos XV y XVII. Muy típicos también son los productos de marroquinería elaborados a base de corcho y que van desde bolsos hasta monederos y llaveros.