En Portugal, dentro de sus grandes atractivos, con un clásico estilo manuelino se levanta dentro de las instalaciones de la universidad de Coímbra un majestuoso Monasterio, que debe su nombre dada la freguesia donde se ubica, Santa Cruz, en el Distrito de Coimbra, Portugal. Se aboca al catolicismo y su fundación tuvo lugar por los Canónigos regulares de Santa Cruz.

El Monasterio de Santa Cruz se fundó específicamente el 11 de junio de 1131 de la mano de los monarcas AlfonsoI y Sancho I, sus cuerpos se encuentras sepultados en el Monasterio. Llegó a ser conocido como el centro cultural más antiguo del país y altamente influyente en el aspecto político-constitucional debido a los beneficios papales.

Cuando se habla del Monasterio de Santa Cruz te podemos asegurar que lo primero que notarás es la fachada románica, se divisa su torre centrar el cual posee un nártex y ventana superior, se le sumaron un par de torres a los lados, adornadas con cornisas y pináculos. La portada está precedida por el Arco del Triunfo, dicho detalle fue añadido en el siglo XVIII.

El interior de tal proeza arquitectónica está conformada por una Planta de nave única con cuatro tramos, las bóvedas manuelinas se alzan en el techo desembocando en semicolumnas torsas que se apoyan a las ménsulas, y ventanas mixtilíneas. Todo ello formó parte de la renovación con el soporte de Boytaca. La capilla de Jesús, cubierta con azulejos y tómulos de los sacerdotes Vaz Gavião y Noronha e Meneses. Se conoce como una pieza de gran tensión dramática.

Para los amantes de la escultura, la pintura, las fachadas románicas y el estilo manuelino éste resulta el destino ideal, la historia y acontecimiento que estas plasmadas en ella no tienen más que un sentimiento en cada detalle. En los elementos del interior se pueden notar elementos renacentistas y góticos que fueron agregadas por el escultor para dejar su toque en las esculturas de los ángeles que están alrededor de las sepulturas de los primeros Reyes de Portugal.

Al lado de la iglesia de Santa Cruz está el famoso café donde se disfruta de un ambiente fresco y también una sección aún con el estilo manuelino y con una atención de primera y con proximidad tanto al monasterio, la biblioteca y la universidad. Llegar es muy sencillo, disfrutarás de esta increíble arquitectura y trabajo a donde se puede ir por carro, o autobuses que pasan frente a la universidad.