Dentro de los asombrosos parajes que posee Portugal se encuentra una localidad envuelta en serenas huertas de olivo que se abre paso al suroeste de Coímbra, ubicada en la zona Central de Portugal. Ésta fue una ciudad de la antigua ciudad romana, Hispania, en medio de la vía militar que comunicaba las regiones de Lisboa con Braga. Anteriormente formaba parte  administrativamente al Conventus Scallabitanus de la provincia romana de Lusitania.

Luego de la toma de posesión de Conimbriga durante la campaña de Décimo Junio Bruto y el Reinado del Emperador César Augusto se comienzan en la ciudad una serie de modificaciones y obras urbanísticas que marcaron la estética de la ciudad dándole lugar a las termas públicas y al foro. Cuando ya estaba se estaba en la época del declive de Imperio romano se levantó una muralla de defensa de al menos unos 1500 metros de largo.

La falta de delicadeza en el acabado demuestra la posible urgencia con la que se hizo y dejando en claro el clima de tensión entre los pueblos bárbaros. Cuando se tomó la ciudad fue destruido, momento en el que Coimbriga comienza a caer en un desdén y pierde la posición de sede episcopal. Eso fue en Beneficio de la actual Coímbra que poseía condiciones de defensa más adecuadas.

Como atractivo turístico de Conimbriga se pueden destacar las impetuosas ruinas romanas, las cuales se encuentran en un excelente estado de conservación de toda la península ibérica. Se puede evidenciar en cada parte de esta como quedó lo que en un momento fue una ciudad con siglos de estabilidad que fue dividida con una muralla para defenderse de ataques enemigos y abandonado al cese del imperio romano.

Sus recorridos duran al menos una hora, se puede pasar por el museo monográfico en la cual se conoce la historia de Conímbriga así como cotidianidades de la vida romana. Se pueden apreciar medallones con alto simbolismo de la época y mosaicos atractivos a la vista. Son ruinas que portan historia, se puede notar el toque doméstico al ser elaboradas con detalles con baños climatizados, fuentes con hilos de agua, adornos como mosaicos, aun asi se rompe la vista con la imposición de la muralla.

Uno de los sitios a visitares la Casa dos Repuxos con llamativos jardines con fuentes y estanques, y la Casa de Cantaber que se conoce como una de las mayores del mundo romano occidental. Tiene la historia de que en ella vivió una señora con sus hijos los cuales fueron raptados por los suecos. Es un enorme palacio con un muy complejo sistema de climatización subterránea, termas y estanques.

Se puede llegar en un auto y estacionar en el museo, existen rutas de autobús desde Coimbra, el tiempo estimado de ese recorrido es de al menos de 45 minutos.