Lisboa es una de las ciudades que atrae a mayor número de turistas cada año, en especial ciudadanos españoles debido a su cercanía, pero algunas zonas de la ciudad sobresalen de otras como es el Barrio La Baixa debido a que es el barrio más céntrico y comercial que tiene la capital portuguesa.

Toda la ciudad posee un encanto especial gracias a los 800 años de influencias culturales muy diversas siendo el Barrio La Baixa una muestra de ello, con gran cantidad de plazas, calles comerciales y restaurantes le da la bienvenida a cada visitante con alegría y mucho ánimo, agregando que a diferencia de otros barrios de Lisboa, la zona del Barrio La Baixa es completamente llana lo que permite transitarla fácilmente una y otra vez sin problemas.

El barrio comienza con la Plaza de los Restauradores que sobresale por un gran obelisco en su centro que conmemora la independencia de los restauradores en 1640 tras la liberación del dominio español; luego se puede encontrar a la famosa Iglesia de Santo Domingo que se caracteriza porque a pesar de las restauraciones que se le realizaron tras sufrir un incendio en 1959, mantiene la mayor parte de sus columnas y muros tal como quedaron tras el suceso; dentro del barrio también se puede pasear por la Plaza Rossio que aunque no es tan llamativa como la de los Restauradores, es un lugar de encuentros donde realizan festejos, desfiles, celebraciones, etc.; El Elevador de Santa Justa es otro lugar llamativo y que se encuentra al final del barrio porque conecta a este con el Barrio de Chiado, el elevador fue construido en 1902 y aún mantiene su belleza además de que las vistas desde él resultan impresionantes.