La Catedral de Lisboa es uno de sus más grandes iconos. Conocida como Santa Maria Mayor de Lisboa o Catedral de Sé, fue edificada en 1147 (siglo XII) por encargo de Alfonso Henríquez y del Primer Obispo de Lisboa, que luego de recuperar la ciudad en la segunda cruzada, deciden levantarla en el lugar donde antes existió una mezquita musulmana.

Inicialmente el estilo de este impresionante monumento fue romántico y aun en el día de hoy lo conserva, sin embargo, ciertas características le confieren un tanto de estilo gótico, que podemos apreciar en sus dos torres laterales, un gran rosetón vítreo en el centro y su interior un poco oscuro y sobrio. Un dato curioso es que esta construcción tan extraordinaria ha sobrevivido a varios incendios y a más de un terremoto, permaneciendo tan hermosa como antes gracias a las reformas y restauraciones que le han sido proporcionadas.

Dentro de Santa María Mayor podemos encontrar varias zonas atractivas para visitar como el área de La Catedral en si misma; El Claustro, en el que se han realizado varias excavaciones que comprueban el antecedente romano y árabe de la estructura; y El Gran Tesoro, sitio que  es morada de los restos de San Vicente, según se cuenta, a ese ataúd lo acompañaron 2 cuervos durante su traslado a la ciudad de la que es patrono y por esta razón el escudo de Lisboa lleva inscritos dos cuervos.

La Catedral  tiene entrada gratis de lunes a sábado de 9:00 a 19:00 y los domingos de 9:00 a 20:00, el Claustro por su parte tiene un precio de 2,5€ y su horario es de 10:00hrs a 18:00hrs en invierno y de 10:00hrs a 19:00hrs en verano. El Tesoro tiene un precio de 2,5€ y puedes tener  acceso a él todos los días no festivos de 10:00hrs a 17:00hrs.