La Plaza de Rossio  tiene como nombre oficial Plaza de Don Pedro IV y es una de las más importantes que se encuentran en Lisboa, Portugal, específicamente en el Barrio La Baixa, el barrio más céntrico y comercial y por tanto, más transitado de toda la ciudad.

Esta plaza ha sido el eje principal de la ciudad desde su construcción en el siglo XIII, ya que en aquella época era el lugar donde los habitantes se concentraban para realizar sus celebraciones, fiestas, desfiles, peleas de toros, eventos políticos y religiosos y los famosos juicios y ejecuciones de la inquisición y aunque en la actualidad las personas que se reúnen aquí lo hacen con otros motivos, sigue siendo un lugar donde los habitantes se encuentran para realizar festivales y todo tipo de eventos, lo que le da origen al nombre con el que se conoce a la plaza ya que “Rossio” significa “espacio común”.

Los lisboetas mantienen la costumbre de llamar a esta la Plaza Rossio a pesar de que se nombrara oficialmente como Plaza de Don Pedro IV en honor a quien fuese el primer emperador de Brasil y rey constitucional de Portugal. La plaza también posee un monumento con la figura del rey más cuatro figuras femeninas que representan la justicia, la templanza, la sabiduría y la fuerza.

Al norte de la plaza se encuentra El Teatro Nacional de Doña María II que fue construido en 1842 y el cual resalta por su enorme pórtico de columnas, hermosa fachada y estilo neoclásico muy atractivo para los visitantes.