Es un río portugués que tiene su nacimiento en la Serra da Estrela, recorriendo 234km a través de Coimbra y Montemor-o-Velho para finalmente desembocar en el océano Atlántico en la localidad de Figueroa da Foz. Es el río de mayor extensión cuyo recorrido es solamente en tierras portuguesas y  es el quinto de mayor importancia en todo Portugal. Los ríos Dao, Ceira, Alva, Pranto, Ega y Arunca son afluentes del río Mondego.

A las orillas, sobre el lado derecho del río, se asienta la milenaria ciudad de Coimbra, llena de cultura dentro de un ambiente único y especial que le otorga la presencia del río. Se puede acceder a ella cruzando el Arco de Almedina y encontrarse con una ciudad llena de vitalidad entre mercados y restaurantes que reflejan su carácter más comercial. Asimismo, junto al río se encuentra también “El parque verde  de Mondego” el cual es bastante extenso y tranquilo, ideal para relajarse tomando un paseo.

Disfruta de un día de descanso en el río Mondego

Aunque no resulta común entre los portugueses tomar un baño en este río, se encuentra abierto al público para quién desee hacerlo. Para llegar allí y disfrutar de un día placentero entre las aguas del río puedes tomar el autobús 14 o 20 desde Coimbra. Por otra parte, si quieres disfrutar de un grato paseo en el parque verde de Mondego podrás dirigirte hasta allá en el autobús 14T, 38 o 7 desde Coimbra. El parque se encuentra abierto para los visitantes las 24 horas del día.