La inmensa ciudad de Moscú es la capital de Rusia además de ser su ciudad más poblada más importante no solo por ser la urbe capitalina sino por ser en epicentro de la política, economía, cultura y desarrollo científico de toda la nación. Esta ciudad es sede de varios de los monumentos más impresionantes de Rusia y de toda Europa, llena de edificios coloridos, amplias avenidas y enormes plazas. Es de esos destinos mundiales que deberías visitar al menos una vez.

Qué hacer en Moscú

Ubicada en el centro de la ciudad se encuentra la histórica Plaza Roja con sus 23.100 m² de superficie es el principal punto a visitar en la gran Moscú, y es que esta enorme plaza, declarada Patrimonio de la Humanidad por UNESCO, acoge varios de los lugares más icónicos de Rusia, el primero de ellos es la mundialmente reconocida Catedral de San Basilio, construida en el siglo XVI por orden de “Iván el Terrible”, es quizás el edificio más famoso de Rusia, destaca por su particular fachada multicolor y un interior muy lujoso.

Otro de los lugares importantes dentro de la Plaza Roja se encuentra justo al lado de otro icono de la ciudad, la Puerta de la Resurrección, y se trata del Museo Estatal de Historia de Moscú en el que podrás viajar en la historia para conocer la evolución de Rusia desde la era paleolítica hasta la actualidad, contando con pinturas, vídeos, fotografías y muchos objetos históricos, una parada obligatoria para entender la cultura rusa.

Y si se habla de museos no se puede dejar fuera el Mausoleo de Lenin que también se encuentra dentro de los límites de la Plaza Roja y donde podrás vivir una experiencia única, ver una momia perfectamente preservada de uno de los líderes políticos más importantes de Rusia, Vladímir Lenin, también podrás admirar algunas fotografías y objetos importantes de su vida, este mausoleo se encuentra custodiado 24 horas por la guardia rusa.

El siguiente destino imperdible de una visita a Moscú es el enorme Kremlin, una ciudad dentro de la ciudad, se ubica al este de la Plaza Roja. El Kremlin de Moscú está constituido por cuatro palacios y cuatro catedrales además de varios museos como el gran Museo de la armería y el fantástico Fondo de Diamantes. Para muchos entre los muros del Kremlin de Moscú está el alma de toda Rusia. Sus catedrales cuyas cúpulas están cubiertas en oro, sus impecables calles, los colores vivos y llamativos de sus museos  hacen de este lugar un centro del cual no querrás irte sin explorar hasta el último rincón.

Kremlin

Kremlin

El Kremlin de Moscú es uno de los más populares …

Gastronomía de Moscú

Rusia es más que excelente Vodka, es uno de los países con la tradición gastronómica más amplia y variada del mundo y Moscú es digna representación de ello. Uno de sus platos estrella es el Caviar rojo, un alimento muy típico en Moscú y en toda Rusia, se trata de caviar de salmón el cual se sirve en un envase de cristal que acompaña a un plato con rebanadas de pan inglés untadas con mantequilla de ajo.

En Moscú es posible encontrar la versión exclusiva del caviar rojo, el caviar negro, una versión más gourmet y mucho más costosa ya que se obtiene de peces como el beluga  o el kura, este tipo de caviar se puede degustar en la mayoría de restaurantes de lujo tanto de Moscú como de toda Rusia. Si esto no es lo tuyo de seguro lo será la Olivie, una famosísima ensaladilla rusa originada en Moscú por Lucien Olivier; su preparación costa de patatas, zanahoria, pollo, guisantes, pepinos, huevos y mayonesa.

Qué comprar en Moscú

En definitiva son muchas las cosas que podrías comprar en la gigantesca Moscú pero lo más recomendable son objetos que te puedan valer como recuerdos de tu visita a la ciudad, por ejemplo, en la Plaza Roja podrás adquirir modelos a escala de los edificios más representativos como la Catedral de San Basilio o la Puerta de la Resurrección. Y ya que estás en la capital de vodka sería ideal aprovechar para llevarte un par de sus mejores botellas a casa.