Rusia alberga uno de los más grandes iconos modernos de la iglesia católica ortodoxa, La Catedral de Nuestra Señora de Kazán, actualmente la catedral principal de la ciudad de San Petersburgo.

Fue construida entre los años 1801 y 1811 para consagrar a la Virgen de Kazán como protectora y patrona de la ciudad por la liberación del estado ruso de los intervencionistas Polacos-lituanos, reemplazando a la antigua iglesia de la natividad o iglesia de piedra.   

El hermoso diseño fue creación del arquitecto A. Voronikhin quien bajo la orden del emperador Pablo I, realizó su diseño buscando parecerse a la Basílica de San Pedro del Vaticano pero destacando por una gran columnata de 96 columnas.

Sin embargo, esta famosa fachada de columnas que dan a la Avenida Nevski, curiosamente no resulta ser la fachada principal de la catedral sino una de las fachadas laterales y las alas de las columnas pasan a formar la plaza enfrente de la catedral.

¿Quieres visitar esta hermosa catedral?

Sus puertas se encuentran abiertas todos los días desde las 8:00h hasta las 20:00h

Puedes encontrarla en la Calle Nikolskaya, casa 3, 109012. En la Plaza Roja por la entrada noreste. Para llegar solo deberás tomar el metro de la estación de la Catedral de Kazán, el cual es el Ploschad Revolutsi (Plaza de la Revolución) de línea azul oscuro  o Okhotni Ryad de línea roja.