El Central Business District o Distrito Central de Negocios es uno de los principales centros de negocios que se encuentran en la ciudad de Johannesburgo, Sudáfrica. Se encuentra comprendido por todo el centro de la ciudad y está conformada por el conjunto de rascacielos más denso de todo el continente.

Su estratégica localización así como su cuidadosa planificación permitió que se convirtiera en la zona ideal para el desarrollo comercial y residencial de la ciudad, especialmente durante la década de los 60s y 70s que fueron los años más prósperos económicamente para la nación.

Durante el período de segregación racial en Sudáfrica y Namibia conocido como “apartheid”, esta zona fue clasificada como un lugar sólo para blancos, lo que significó que las personas de color no podían vivir ahí a pesar de que si se les permitía trabajar y comercializar dentro del área.

Tras la abolición del Acta de Áreas de grupo, las personas negras de mayor desventaja económica se mudaron al centro de la ciudad, en ocasiones tomando edificios enteros y por encima de su capacidad lo que muchos propietarios blancos encontraban inaceptables por lo cual con el tiempo estos se fueron mudando y llevándose con ellos sus negocios. A medida que esto ocurría, los edificios que anteriormente eran negocios se convirtieron en residencias y una ola de criminalidad avanzó por la ciudad convirtiendo al Distrito Central de Negocios en un pueblo fantasma donde no se debía entrar.

Desde el año 2005 el gobierno de Johannesburgo ha implementado planes para recuperar la ciudad entre los cuales se encuentran la instalación de cámaras de seguridad lo que ha reducido drásticamente la criminalidad y por lo cual se espera un desarrollo sostenido de la zona.