Son muy pocas las ciudades de Europa que conservan tan bien su apariencia medieval como la bella ciudad de Berna que además es la capital de Suiza, esta ancestral ciudad es toda una exposición al aire libre con edificios, monumentos, negocios y plazas que narran la historia de la ciudad y del país en general. La ciudad vieja en sí es Patrimonio Mundial de la Humanidad, nombrada así por UNESCO debido a sus muchísimos encantos antiguos.

Qué hacer en Berna

En esta bella ciudad medieval se encuentra uno de los declarados Patrimonio de la Humanidad por UNESCO durante 1983, se trata del casco histórico de Berna mejor conocido como la Ciudad Vieja, es además el mejor punto de partida para conocer la ciudad, en este centro histórico rodeado en tres de sus lados por el río Aare encontrarás edificios de todas las épocas que imagines, museos, bares históricos, monumentos y hermosas plazas que constituyen los principales centros sociales de la ciudad.

Solo en el territorio de la Ciudad Vieja podrás encontrar alrededor de 100 bellas fuentes de agua, por eso se suele llamar a Berna “la ciudad de las fuentes”, otra peculiaridad del casco histórico de la ciudad es el Lauben, 6 km de arcadas continuas entre los edificios que sirven de cubierta para la fachada de tiendas, boutiques, mueblerías, bares y más, haciéndola la línea de negocios con cubierta más larga del mundo. Estas arcadas comienzan a un lado de la Estación Central y llegan hasta el popular Parque de los Osos.

El edificio más espectacular de la ciudad es en definitiva la Catedral de Berna ubicada al sur de la Ciudad Vieja, esta imponente edificación es la catedral más alta del país con una torre principal de 104 metros, su construcción inició en 1421 pero se finalizó en 1893, cuenta con un icónico diseño gótico, además de su altura y diseño gótico de 3 torres, destaca por el hecho de tener una magnífica escultura del Juicio Final en su entrada principal.

Uno de los lugares turísticos más visitados de la capital suiza es la Casa de Einstein en la cual vivió el gran científico desde 1902 hasta 1905, fue en este hogar donde desarrolló su Teoría de la relatividad. Si buscas un lugar para relajarte y disfrutar de la naturaleza, podrás visitar la imponente Montaña Gurten un enorme cerro al cual es posible llegar y atravesar en un tranvía que te garantiza un paseo único, la montaña es un lugar de esparcimiento social, talleres al aire libre, zonas de diversión y el famoso Gurten Festival.

Volviendo a la ciudad vale la pena acercarse hacia la entrada oeste donde yace la impresionante Torre del Reloj (Zytglogge), es un campanario con un enorme reloj astronómico en la parte central posterior de la torre, su construcción se sitúa a mediados de 1530, cada vez que el reloj da una hora centenares de personas se acercan a la torre para presenciar un espectáculo de figuras el costado del reloj que representan el jaquemart dorado, el gallo y Cronos, el dios del tiempo.

Río Aare

Río Aare

El río Aare es uno de los elementos más puros, …

Lauben

Lauben

Berna, la capital de Suiza, alberga un gran número de …

Gastronomía de Berna

La gastronomía de Berna y de Suiza en general es el resultado de una fantástica fusión con influencias de la cocina alemana, francesa e italiana, uno de los platos que refleja esta realidad es el benerplatte, una versión del chucrut de Alsacia (Francia) preparada con carne de cerdo y ternera como ingredientes principales que se sirven en grandes bandejas acompañadas con judías verdes y patatas hervidas, ideal para acompañar con alguna bebida típica como cerveza, zumo de manzana o sidra.

Otro plato muy tradicional que no puedes omitir de tus cosas por probar es el berner plat, un mix de carnes cocidas y servidas con col y patatas. Y si deseas algo para endulzar tu paladar debes probar el mejor chocolate suizo (considerado el mejor del mundo aunque Suiza no produce cacao) el cual puedes degustar en diferentes formas y con distintas combinaciones.

Qué comprar en Berna

Pasear por el casco histórico y atravesar cualquier tramo de los 6 km de arcadas sin comprar algo en alguno de los más de 100 locales comerciales es casi un delito y es que es esta hermosa ciudad se puede encontrar de todo, desde artesanía medieval, adornos, flores y libros hasta joyas, ropa de diseñador y mucho más así que tendrás mucho de donde escoger.