Tal como su nombre lo indica, la Casa de Einstein es un lugar histórico ubicado en Berna, en donde el científico vivió de 1902 a 1909. En ella, Albert Einstein desarrolló y perfeccionó su teoría de la relatividad, por lo que hoy en día se toma en cuenta como un lugar lleno de importancia e interés. 

Luego de que Einstein dejara el lugar, el mismo se tomó en cuenta para albergar a observadores que quisieran conocer el lugar exacto en el cual el científico logró tantas cosas que actualmente cumplen un papel fundamental en nuestra historia. 

Cuando Einstein alquiló el lugar, lo hizo junto a su esposa e hijo, por lo que los muebles se mantuvieron intactos y todo tipo de detalle de esa época, fue apenas remodelada. Hoy en día, es uno de los lugares más visitados de todo Berna, en donde se observan textos y cuadros de aquellos años. 

Por otro lado, el lugar representa la forma real en la cual vivió el científico, a pesar de haber estado estudiando una de las teorías más importantes del mundo. Y es que los documentos demuestran una gran realidad, como lo es el entorno en el cual se desarrollaron las mejores obras científicas de aquella época. 

¿Se puede visitar la Casa de Einstein?

¡Por supuesto! Las puertas del lugar se encuentran abiertas ya que esta se considera una zona turística que cualquiera debe visitar. Se encuentra ubicada en el número 49 de la Krangasse, específicamente en el corazón del casco antiguo de Berna. 

Al ubicarla, se observa una escalera estrecha que da paso a tres habitaciones, dentro de las cuales se observan paredes tapizadas con documentos, fotos y diplomas del científico y detalles importantes de su primera esposa. La entrada no es gratis, por lo que se debe cancelar con francos suizos o con euros, dependiendo de cómo prefieras hacerlo.