Lucerna es una ciudad de Suiza, pequeña en territorio pero gigante en cuanto a belleza y atractivos para todos los gustos. Lucerna es el centro cultural, económico y social de la región central de Suiza, cuenta con grandes monumentos artificiales pero sin duda alguna son los monumentos y paisajes naturales lo que hacen de esta ciudad joya que cada día crece en popularidad entre los turistas europeos.

Qué hacer en Lucerna

Una de las cosas más llamativas de la ciudad es su proximidad al hermoso lago Cuatro Cantones (Vierwaldstättersee) el cual podrás atravesar cruzando por uno de los puentes más populares y hermosos de toda Suiza, el puente de la Capilla (Kappellbrücke), una especie de pasillo de madera cubierto que cuenta con un exterior asombroso adornado con flores naturales, donde los cisnes cruzan creando un mini espectáculo natural y desde donde se puede ver la particular Torre del agua (Wasserturm).

Al pasar el popular puente te esperará otra gran obra, la iglesia de los Jesuitas (Jesuitenkirche), la cual se reconoce como la primera iglesia mayor de Suiza con estilo barroco y de inmediato nos encontraremos con otro hermoso puente de techado de madera, el Puente de la cizaña (Spreuerbrücke), este es el puente de su tipo más antiguo de Europa y el segundo más largo que además cuenta con decoraciones interiores de pinturas que hacen referencia al ciclo de la muerte.

Cuando cruces el Puente de la cizaña llegarás al Centro Histórico de Lucerna, lleno de edificios empedrados y hermosas plazas llenas de un colorido follaje siendo la plaza del vino (Weinmarkt)  la más encantadora, está rodeada de edificios que datan del siglo XVI donde destaca una farmacia que desde 1530 y hasta la actualidad sigue funcionando, en este centro histórico realmente te hará viajar en el tiempo.

Subiendo por el centro histórico encontrarás varias callejuelas que te llevarán hasta otro barrio icónico, el barrio de Museggmauer, el cual está limitado con otros barrios del centro por un enorme muro a modo de muralla constituida por 7 torres a las cuales podrás subir y tener una vista privilegiada de la ciudad. Al oeste de este sitio encontrarás uno de los mayores atractivos de Lucerna, el Monumento del León moribundo.

El monumento del León es una enorme piedra en la cual se encuentra tallada en el centro la figura de un león descompensado que ha inspirado obras y pensamientos de grandes destacados del arte y la literatura clásica como Mark Twain. Y hablando de Historia aquí podrás disfrutar de la historia automovilística del país así como la evolución de los medios de transporte en el Museo del Transporte. Y no podrás irte sin antes echar un vistazo a una de las joyas modernistas de la ciudad, el Centro de Convenciones y conciertos KKL.

Gastronomía de Lucerna

La gastronomía de Lucerna y de Suiza en general es resultado de la mezcla de las influencias alemanas, francesas y una larga historia y tradiciones culinarias propias. Entre las auténticas comidas de Lucerna está Chügelipastete, un típico paste de carne preparado con especias, queso y huevo, también podrás probar los tradicionales cordon blue o carne en salsa o un popular y delicioso fondue queso suizo.