La Ópera de Zúrich (Suiza), inaugurada en 1891, es la casa de la opera más pequeña del mundo con sólo 1.100 butacas. Situada en Bellevue está considerada como una de las mejores del mundo, siendo galardonada en 2014 como la mejor compañía de ópera del año. Aunque la Ópera de Zúrich sea la más pequeña del mundo, en ella se representan cada año más de 250 actuaciones con grandes estrellas internacionales.

La Ópera de Zúrich ofrece visitas guiadas en inglés y alemán pero muy de vez en cuando, es algo bastante exclusivo por lo que si quieres disfrutar del edificio en todo su esplendor tienes que planificarlo con bastante antelación.

Antes de comenzar la obra y durante el receso de la actuación, la Ópera de Zúrich sirve bebidas y aperitivos en los bares de la Ópera. También puedes pedirlos por adelantado en la entrada principal de la Ópera, tendrán listas tus bebidas y bocadillos para cuando comience el descanso no tengas que perder tiempo. Ten en cuenta que hay una cantidad limitada de mesas disponibles.

Visitar la Ópera de Zúrich

La Ópera de Zúrich se encuentra en la Sechseläutenplatz, para llegar a ella te recomendamos que utilices los tranvías números 2 y 4 hasta la parada de Opernhaus.