Aunque puede parecer que Ucrania se mantiene al margen de Europa por ser tan diferente del resto de ciudades que la componen, lo cierto es que está repleta de lugares preciosos, de monumentos históricos, de pueblos con encanto y de una naturaleza espectacular que bien merece una visita. Te invitamos a descubrir los mejores lugares de Ucrania para disfrutar de este increíble país.

Qué ver en Ucrania

Sin duda podrías comenzar a descubrir Ucrania a través de su capital, Kiev. Esta antigua capital de la desaparecida Unión Soviética, tiene mucho para ofrecer al viajero como su Plaza de la Independencia, la más animada e importante de la ciudad y siempre repleta de gente. Atravesándola llegarás hasta la calle Khreschatyk, repleta de tiendas de ropa, de puestos de helados y de algunos restaurantes.

Acércate hasta el Monasterio de las Cuevas, un complejo religioso de enormes dimensiones que cuenta con casi mil años de historia. Hoy en día se encuentra habitado por más de cien monjes y alberga en su interior varias iglesias y museos, aunque su zona más interesante son las cuevas en las que se refugiaban los monjes, de igual manera que lo hacían los cristianos en las catacumbas romanas.

Después de Kiev la ciudad más importante de Ucrania es Járkov, levantada en el siglo XVII sobre una colina. Disfruta de sus hermosos parrques como el de Gorky o el de Shevchenko, y pasea por su calle principal, Sumskaya. En la misma encontrarás dos plazas, una de ella la de la Constitución en la que se encuentra el Museo Histórico donde se conservan los objetos más importantes de los tiempos prerevolucionarios.

Kharkiv destaca por los preciosos monumentos religiosos que alberga, siendo uno de los más espectaculares la iglesia de San Pedro y San Pablo. Levantada en 1866, son muchos los viajeros que reconocen fácilmente uno de los edificios más relevantes de esta ciudad gracias a su cúpula negra y su pináculo.

Caminando por este destino también podrás admirar numerosas fuentes preciosas como la del Mirror Strean, construida en el año 1947 después de la Segunda Guerra Mundial y reconstruida en 2007 con hermosos mármoles, te fascinará especialmente al caer la noche, momento en que se ilumina con más de cien focos.

Otra visita imprescindible es a la tranquila ciudad de Lviv con su impresionante centro medieval que parece sacado de una película. Fundada en el siglo XII por un príncipe ruso, este destino ha sido el preferido por numerosos reyes polacos durante el paso de los siglos, que destaca por su Plaza del Mercado rodeada de edificios históricos, la mayoría de ellos restaurados, como el Ayuntamiento que se encuentra coronado con una Torre de Reloj.

Los edificios religiosos formar una parte importante de esta ciudad en la que destaca la Catedral Romana de San Jorge de estilo rococó; la de Armenia con unos frescos espectaculares en su interior y la de la Dormición, una iglesia ortodoxa rusa. Pero si hay una que sobresale sobre todas ellas es la del Monasterio Bernardino, con una austera fachada pero con un interior muy recargado en el que no queda una zona sin haber sido decorada. Te impresionarán sus techos con unos frescos realmente maravillosos.

Gastronomía de Ucrania

No puedes visitar Ucrania y no probar el salo, un plato de tocino preparado de diferentes maneras y que está considerado como el plato estrella del país. No te marches sin degustar tampoco el borshch, una sopa bastante espesa perfecta para los inviernos más fríos, o el dyruny, una especie de tortilla de patata en lo que se refiere al aspecto exterior, pero preparada con ingredientes diferentes.